UNIVERSIDAD

Los estudiantes universitarios leoneses muestran su rechazo a la Ley de Convivencia Universitaria

Los representantes de las plataformas de estudiantes denuncian que el mecanismo de mediación que servía para protegerlos se ha eliminado, permaneciendo solo la parte sancionadora. Esta convocatoria forma parte de una huelga nacional convocada por el Frente de Estudiantes, Estudiantes en Movimiento y la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas

Concentración frente a la Subdelegación del Gobierno
Concentración frente a la Subdelegación del
Sara Lombas | 18/11/2021 - 13:33h.

La Subdelegación Territorial de León ha acogido hoy una protesta organizada por el Frente de Estudiantes, la Junta de Estudiantes y Estudiantes en Movimiento León a la que han acudido decenas de estudiantes universitarios para protestar contra la reforma de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) y la Ley de Convivencia Universitaria (LCU).

El Frente de Estudiantes de la Universidad de León (ULE) denuncia que la nueva ley universitaria del Ministerio de Universidades de Manuel Castells, la LOSU, es un "ataque a la educación pública, ya que potencia la formación dual, generando un sistema de becas que precariza la situación de los estudiantes, empleados como mano de obra barata o, incluso, gratuita", afirman en su nota de prensa.

La Junta de Estudiantes de la Universidad de León (Jeule) afirma que, junto con grupos de representantes de estudiantes universitarios, como el CREUP (Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas), redactaron un documento que rechazaba las enmiendas pactadas por PSOE, Unidas Podemos y ERC al proyecto de Ley de Convivencia Universitaria. "A día 20 de octubre teníamos una ley negociada, y nos levantamos el día 26 con una serie de enmiendas presentadas que eliminan todo lo que se ha trabajado durante más de siete meses en esta ley", asegura Álvaro Mejías, presidente de la Junta de Estudiantes. Afirman que el régimen sancionador de la ley "se ha tocado muy poco en función al que había en 1954, que es lo que queremos cambiar, y sobre todo en la parte de convivencia y mediación para que la última opción sea aplicar el régimen sancionador", denuncia Mejías.

Por otro lado, desde el Frente de Estudiantes, quieren remarcar el rechazo no solo a la LOSU, sino también a la Ley de Convivencia Universitaria: "Esta ley criminaliza cualquier tipo de protesta estudiantil, que pasarían a ser sancionables. Esta medida es claramente antidemocrática, ya que atenta directamentecontra nuestra libertad de expresión y de huelga, estableciendo un régimen represivo en la universidad contra todo aquel que se atreva a alzar la voz contra la injusta situaciónque vivimos los estudiantes de clase trabajadora".

"Mientras que una ley precariza al estudiante, la otra lo silencia. Se evita que haya protestas sancionándolas, con castigos que pueden llegar a la expulsión. Se está aplicando una estrategia de yunque y martillo con el objetivo de destruir la educación pública", afirma Nicolás Saiz, del Frente de estudiantes.

Lucía Arancio, portavoz de la Junta de Estudiantes, reclama que desde el Gobierno den marcha atrás con la Ley de Convivencia y que, cuando se apruebe la LOSU, escuchen a los estudiantes: "Queremos unas condiciones dignas, que se valore nuestra voz y tener peso en las negociaciones. La Universidad no existiría sin nosotros y deberían darnos voz", afirma.

Desde Jeule afirman que el Rectorado de la Universidad de León apoya las reivinicaciones y "animó a los estudiantes a sumarse a las protestas, no perjudicando a los que quisieran manifestarse y ejercer su derecho" aunque no se produjera un paro académico ordenado desde el propio Rectorado.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad