RENDICIÓN DE CUENTAS

Cacabelos, Matallana de Torío y La Pola de Gordón son los municipios que menos rinden sus cuentas en la provincia de León

La estadística de rendición de cuentas señala a estos municipios como deudores de las cuentas municipales desde hace 5 años. 33 municipios no tienen presentadas sus cuentas del año 2006.

Ayuntamiento de Cacabelos
Ayuntamiento de Cacabelos./ César Sánchez / ICAL
A. Vega | 11/10/2021 - 09:29h.

Desde el año 2016 hay 3 municipios en la provincia de León que, por la razón que sea, no han entregado sus cuentas públicas anuales al Consejo de Cuentas para su fiscalización. Son los municipios de Cacabelos, La Pola de Gordón y Matallana de Torío. Cacabelos y Matallana incluso deben las cuentas desde el 2015.

Son los datos estadísticos facilitados por el Consejo de Cuentas de Castilla y León, que preside el exalcalde de León Mario Amilivia. El Consejo de Cuentas ha estrenado una  nueva herramienta, un mapa, que permite visualizar cuáles son los niveles de cumplimiento de la obligación de rendición de cuentas, provincia a provincia, municipio por municipio en la comunidad autónoma, disponible en su web.

Los ayuntamientos disponen cada año hasta el 31 de octubre para entregar sus cuentas para su análisis por las entidades fiscalizadoras, el Consejo de Cuentas de Castilla y León en este caso. A fecha 10 de octubre faltan por entregar sus cuentas, con 20 días por delante para hacerlo en fecha, 155 municipios de los 211 de la provincia.

Además, 27 municipios no han entregado las cuentas del año 2019, pese a que las de este año se amplió el plazo para su entrega hasta el 21 de enero de 2021. Los que no lo han hecho son Cacabelos, Bembibre, Astorga, Villarejo de Órbigo, Sahagún, La Pola de Gordón, Matallana de Torío, Mansilla de las Mulas, Cabañas Raras, Villaornate y Castro, Valderrueda, Valdepiélago, Urdiales del Páramo, Sobrado, Reyero, Priaranza del Bierzo, Pobladura de Pelayo García, Peranzanes, Pajares de los Oteros, Crémenes, Corullón, Campazas, El Burgo Ranero, Barjas y Algadefe.

Del año 2018 deben las cuentas 13 municipios. Son Astorga, Cacabelos, Villarejo de Órbigo, La Pola de Gordón, Matallana de Torío, Mansilla de las Mulas, Villaornate y Castro, Sobrado, Posada de Valdeón, Mansilla Mayor, Crémenes, Corullón y Campazas.

Nueve municipios deben las cuentas del 2017, los ya habituales Cacabelos, La Pola de Gordón, Matallana de Torío y Crémenes más Sobrado, Reyero, Villaornate y Castro, Campazas y Villarejo de Órbigo. Las cuentas del año 2016 las deben los municipios de Cacabelos, La Pola de Gordón, Matallana de Torío, Sobrado y Crémenes.

 

Mario Amilivia, presidente del Consejo de Cuentas
Mario Amilivia, presidente del Consejo de Cuentas

 

En un informe del Consejo de Cuentas sobre la contabilidad del Sector Público Local de Castilla y León en el 2019 se ha analizado la disponibilidad de personal en los servicios de asistencia a municipios de las diputaciones provinciales y del Consejo Comarca del Bierzo, que prestan este servicio a pequeños municipios. El Consejo de Cuentas les pide que "deberían desplegar actuaciones en los municipios que incurren en incumplimientos reiterados".

Muchos de esos municipios, sobre todos los de menos de 1.000 habitantes, acumulan falta de personal y Cuentas pide limitar las acumulaciones de funciones de los funcionarios para tener otras formas de provisión más acordes con la naturaleza de las ausencias o vacantes. De los 4 municipios de León que deben sus cuentas del año 2014, uno tiene menos de 500 habitantes y otros 2 menos de 200.

Cuentas pide también que las instituciones de control externo como diputaciones o consejo comarcal modifiquen sus normativas para "condicionar la percepción de subvenciones, ayudas o transferencias de otras Administraciones públicas en favor de las entidades locales, con independencia de su naturaleza, a la efectiva rendición de la cuenta general".

Un total de 33 municipios deben incluso las cuentas de hace 15 años, las del año 2006, el último hacia atrás que contempla la estadística del Consejo de Cuentas autonómico. Los responsables, por aquel entonces, que no entregaron las cuentas son de los ayuntamientos de Acebedo, Alija del Infantado, Cabreros del Río, Cabrillanes, Campazas, Campo de Villavidel, Candín, Cubillas de los Oteros, Fuentes de Carbajal, Magaz de Cepeda, Oencia, Las Omañas, Pajares de los Oteros, Peranzanes, Pobladura de Pelayo García, Pozuelo del Páramo, Quintana y Congosto, Reyero, Riaño, San Millán de los Caballeros, Santa Colomba de Somoza, Santa Cristina de Valmadrigal, Santas Martas, Urdiales del Páramo, Valdefuentes del Páramo, Villamoratiel de las Matas, Villaobispo de Otero, Villaornate y Castro, Castrocontrigo, Matallana de Torío, Santovenia de la Valdoncina, Villaquejida y la ciudad de León. Cabe señalar que aunque la normativa cambió durante el Gobierno de Mariano Rajoy la obligación legal de entregar sus cuentas públicas y someterla al escrutinio de los entes de control también existía.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad