Quantcast

elecciones 2019

Casado y Mañueco alimentan su campaña electotal en Valladolid ante cientos de simpatizantes del PP

El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado ha celebrado este sábado un acto en Valladolid junto al presidente del PP en Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta Alfonso Fernández Mañueco y miles de militantes mostrando su apoyo.

Casado y Mañueco
Miriam Chacón / ICAL El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado junto a Alfonso Fernández Mañueco en el acto celebrado en Valladolid
Ical / ileon.com | 13/04/2019 - 19:37h.

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, advirtió este sábado en Valladolid que "dejar a Sánchez en La Moncloa es dejar al zorro al cuidado de las gallinas" porque los socios del actual presidente del Gobierno en la moción de censura -Joaquim Torra, Arnaldo Otegi y Pablo Iglesias- "subirán los impuestos, acabarán con las pensiones, darán indultos y romperán España".

Desde la plaza de San Pablo de Valladolid, donde alrededor de 2.000 personas se congregaron para escucharle, Casado alertó de que el socialismo es "solo la guarnición del plato que nos espera" el 28 de abril, porque "el plato principal", si no se evita con un Gobierno del PP, serán los independentistas, los batasunos y Podemos. También acusó a Sánchez de disfrazarse de moderado y "centralidad" cuando, en realidad, es un radical.

"Dejar a Sánchez en La Moncloa es dejar al zorro al cuidado de las gallinas", sentenció Casado, mostrándose convencido de que el PSOE reeditará los apoyos de la moción y que, de esta forma, "acabarán con las pensiones, romperán España, subirán impuestos, nos ridiculizarán internacionalmente y permitirán que proetarras e independentistas manden sobre nuestras vidas".

Auguró que si el Partido Socialista sigue en el Gobierno, España tendrá de ministros a Iglesias (Interior), Otegi (Justicia) y Carles Puigdemont (Exteriores). Y es que el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno reiteró que Pedro Sánchez es un "peligro público" para España. Además, reclamó que el Partido Popular concentre el voto para unir España. "Si se desune el voto, se va a quebrar el país", advirtió. Pablo Casado dijo que si el PP no gana en todas las provincias, la "prima" irá al Partido Socialista. No en vano, señaló que la ley recoge que el partido político que gana en una circunscripción electoral se lleva tres senadores y un diputado más, "de entrada".

Voto patriótico

Fue entonces cuando apeló a un voto "patriótico, fuerte, urgente, necesario y unido" de un PP "moderado, abierto, centrista" y que ha abierto siempre la mano a los pactos con las formaciones que comparten principios y valores como la Constitución, la concordia, la prosperidad, la libertad, la seguridad, las familias y España. "Si podemos pactar, tal y como lo hemos demostrado, vamos a concentrar esfuerzos en esta candidatura y decirles a los españoles que no les vamos a defraudar y somos conscientes que España está en una encrucijada histórica, por tercera vez", subrayó. Hizo símil con un vehículo al apuntar que el motor del coche solo puede ser del PP, que es "fiable, rápido, eficiente, robusto, seguro y que vale la pena" mientras que las ruedas son España

También cargó, según recogió la Agencia Ical, contra los que venden humo" y "no tienen equipo", en clara referencia a los candidatos de Ciudadanos (Cs) y Vox. En ese sentido, alertó a los españoles que en las próximas generales no hay "segunda vuelta" o un "libro de reclamaciones". Sembró dudas con los líderes que "vinieron por aquí", sin experiencia de gestión y partidos formados por tránsfugas. Acusó a Albert Rivera (Cs) de no tener proyecto, "estar con muchos nervios" y deseoso de cerrar acuerdos. "Cuando ganemos las elecciones, ya pactaremos, pero ahora vamos a ganar. Que no se equivoquen de adversario", declaró.

En su opinión, el país se juega en los comicios el futuro para los próximos cuatro años al poner "negro sobre blanco" el país deseado. "Nunca antes hubo una incertidumbre entre seguir siendo un país como el que hemos sido los últimos cinco siglos, unido, y en los últimos 40 años, con concordia, y lo que puede ser a partir del 28 de abril", significó.

Pablo Casado recordó sus orígenes en Castilla y León como palentino, de padre leonés, con familia en Valladolid y con vínculos con Ávila, donde ha sido diputado por esa provincia. "Vengo a mi casa y a mi tierra a la que quiero tanto y deseo seguir sirviendo", apuntó entre aplausos de los asistentes al mitín y numerosos cargos de la Comunidad. Se detuvo en el campo y el medio rural, con la utilización de una cita del escritor vallisoletano Miguel Delibes: "La cultura se crea en los pueblos y se destruye en las ciudades". De ahí, mencionó que el PP viene con "los deberes bien hechos", porque su formación sabe lo mucho que cuesta labrar, sembrar, arar y mirar al cielo para luego cosechar y trillar.

"Sí es sí" con propuestas

El líder de la formación popular consideró que el PP se presenta a las elecciones generales para conseguir una España de futuro, en positivo y con la apuesta por el "sí es sí", frente al mantra del "no es no" de Pedro Sánchez. Fue entonces cuando Casado enumeró las numerosas medidas que aplicará si llega a ser el próximo presidente del Gobierno. Citó que no habrá indultos, acabará con la kale borroka, ilegalizará las organizaciones que alientan la violencia y que escrachean, aplicará la Ley de Partidos como en 2012, cerrará las Diplocat (Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña) y aplicará el artículo 155 en Cataluña, entre otras.

También se refirió a la "revolución" fiscal de la historia de España, con una bajada de impuestos -cifrada en 16.000 millones de euros; apoyo a los autónomos (ampliar la tarifa plana a dos años y tres, para las personas con discapacidad); sistema garantizado de pensiones y sin cobrar por el rescate de los planes de pensiones (se desgravará todos los años 8.000 euros para que no hay coste al jubilarse); la supresión del impuesto de sucesiones, de donaciones, de patrimonio y de actos jurídicos documentados para no pagar "lo mismo dos veces" y una red de alta velocidad para todos los pueblos y así facilitar el asentamiento de los emprendedores.

En materia de educación, prometió la libertad de los padres para elegir colegio; el apoyo a la escuela concertada, especial y rural; la evaluación de conocimientos; un Bachillerato concertado; educación infantil gratuita de 0 a 3 años; reforzar el aprendizaje de materias tecnológicas y asignaturas troncales para toda España; el bilingüismo y el castellano como lengua vehicular en todo el país y la FP Dual.

Erasmus para Iberoamérica

También aprovechó el mitin de Valladolid para anunciar la implantación de un programa similar al Erasmus con los "países hermanos" de Iberoamérica. Se llamará 'Columbus', un plan para que los estudiantes iberoamericanos y españoles sepan su historia y "de dónde vienen" porque esos países son "parte de nuestra vida", gracias a un aprendizaje mutuo.

Casado apostó por convertir a España y Castilla y León el "núcleo" del español. De esta manera, reclamó que el castellano, además de ser cultura y patrimonio, sea marca España y una posibilidad de crear empleo y oportunidades. En definitiva, que el idioma sea la "mejor palanca" de desarrollo del país.

Entre sus propuestas, habló la subida de las pensiones, especialmente las de viudedad (8 por ciento), las mínimas (3 por ciento), las medias (1,6 por ciento) y las madres trabajadoras (con un suplemento entre el 2 y el 15 por ciento, en función del número de hijos). "Esto es justicia social", clamó el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno. Por otro lado, aseguró que las personas dependientes tendrán resuelto su expediente, la tarjeta sanitaria única para toda España, cartera básica de servicios para el país, el fin del turismo sanitario y la tarjeta social única para controlar las ayudas de las administraciones.

Por último, apostó por la cohesión territorial y la apuesta por los pueblos con la apertura de los consultorios médicos, el transporte interurbano, las escuelas con pocos niños y la defensa de la agricultura con una buena PAC. También prometió extender la prisión permanente revisable a todos los delitos "espeluznantes" , la equiparación salarial de los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional y la ley antiokupación para defender a los propietarios de viviendas ("en 12-24 horas a la calle los okupas y si no, de uno a tres años de cárcel").

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad