Quantcast

política

Màxim Huerta justifica su condena por defraudar a Hacienda en un “cambio de criterio fiscal”

El ministro de Cultura y Deporte fue condenado en 2017 por defraudar a Hacienda 218.332 euros con una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador en 'El programa de Ana Rosa de Telecinco'.

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, durante su toma de posesión. / Foto: Moncloa
El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, durante su toma de posesión. / Foto: Moncloa
ileon.com  | 13/06/2018 - 10:50h.

El ministro de Cultura y Deporte, Máxim Huerta, fue condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en 2017 por defraudar a Hacienda 218.332 euros con una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador en 'El programa de Ana Rosa de Telecinco'. Un fraude al fisco correspondiente a los ejercicios 2006, 2007 y 2008, según informa el periódico El Confidencial.

Según recoge la misma información, la inspección descubrió que el ahora ministro y entonces presentador se había deducido como gastos por actividad artística injustificada hasta un total de 148.702 euros, lo que le acarreó el pago de una liquidación total de 365.938 euros por los tres ejercicios, incluidos un recargo del 50% de multa y los intereses de demora.

Tras salir a la luz esta información, Huerta ha rechazado presentar su dimisión por esta condena de fraude fiscal y ha asegurado que está "al corriente con Hacienda desde hace 10 años". "Cambió el criterio fiscal, hubo una regularización, pagué lo correspondiente y asunto cerrado. No hubo mala fe y no oculté nada. Acepté mi responsabilidad como ciudadano", ha insistido en titular de Cultura y Deporte en una entrevista en Onda Cero.

Además, ha explicado que cuando comenzó a trabajar en televisión recomendaban crear esa sociedad. "Lo hacíamos todos: actores, locutores, presentadores... era una recomendación y te atenías al primer consejo". Ha defendido que no hubo mala fe. "No oculté nada. Cotizaba como sociedad y Hacienda de pronto cambió un criterio y asumí la responsabilidad como ciudadano, como le pasó a cientos de periodistas, de creadores y de artistas en su momento. Lo primero que hice fue pagar".

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad