Cultura inquieta en León

El escultor (no tan) misterioso que siembra León de figuras provocativas: "Son por amor al arte"

Este joven artista que el Ayuntamiento admite no saber quién es, para poder multarle, e ILEÓN encontró en dos minutos, explica una trayectoria que va mucho más allá de los montajes escatológicos fugaces que instala y que se retiran de lugares públicos de la capital entre la diversión y el escándalo.

cultura escultura anónima león ciudad escatológica provocación arte montaje álvaro jadama
C.J. Domínguez | 17/06/2021 - 10:30h.

Primero fue 'El cagador de León', en un pedestal improvisado al inicio de Eras de Renueva, junto a San Marcos. Después un enorme pene plantado en la rotonda del Hospital de León. Y una vulva gigante le dio réplica en el corazón del campus universitario leonés.

Escatológico, agitador, llamativo, provocador... cada uno le pone su adjetivo. Pero es indudable que la oleada de esculturas que van apareciendo anónimamente sembradas por la ciudad y siendo retiradas a toda velocidad en medio de una mezcla de asombro, divertimento y escándalo esconden varios misterios. Y todos, salvo la autoría, van a ser revelados en este reportaje de ILEÓN.

La gran vulva en el campus universitario de Vegazana.
La gran vulva en el campus universitario de Vegazana.

 

"No sabemos quién es". Así lo afirma el intendente de la Policía Local de León al hablar de la paternidad de estas escayolas con esqueleto de alambre que tanto están dando que hablar. Las autoridades tienen claro que "el enigma y llamar la atención es lo que le interesa" y por eso decide instalar con nocturnidad sus obras, comprobándose que "actúa en lugares poco vigilados y muy rápido".

El riesgo de 80 euros de multa... y más

Lo cierto es que el artista, de ser 'cazado', se enfrentaría no a un problema serio ("no es un delito como tal", confirma el jefe de los agentes locales) sino a una sanción de carácter administrativo por contravenir las ordenanzas municipales. El motivo técnico sería una "ocupación de vía pública irregular" y se enfrentaría a unos 80 euros de multa.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de León confirman este extremo y añaden que a esto, como mucho, cabría sumarle la repercusión personal del coste que tenga la retirada de la figura por parte de los operarios municipales que en algunos casos, como en la del falo enorme, no fue tan sencilla. Pero todo esto no importa mucho porque no hay muchas pistas de la persona que hay detrás de esta acción escultórica.

Ciertamente, a ILEÓN le llevó unos dos minutos a lo sumo dar con su identidad. Y medio minuto más localizar un contacto directo. Porque en redes es evidente que no se esconde, si bien admite que "no busco protagonismo personal sino simplemente diversión, lo hago por amor al arte".

Esta figura fue instalada junto al Conservatorio de León y retirada en escasos minutos.
Esta figura fue instalada junto al Conservatorio de León y retirada en escasos minutos.

 

Esa motivación así resumida tiene un trasfondo más artístico para alguien bien formado, no solo en las Escuela de Artes de León sino con tres ciclos formativos, y que dice nutrirse de influencias de todo tipo. Por ejemplo del New Look que se preocupa por la percepción que se tiene de una obra "que percibimos de manera constructiva" o de experiencias personales "en Donosti, donde he disfrutado de algunas instalaciones que nos hicieron mucha gracia", entre otras.

"Salir del proceso mercantil"

El anónimo escultor leonés asume que trata de "crear un lenguaje a través de la polémica" y demostrar que con facilidad lo artístico "puede salir del proceso mercantil" con figuras "no necesariamente realistas" que se exponen de manera efímera pero lo suficientemente llamativas y aireadas con ayuda de las redes sociales como para la finalidad principal que busca: "Crear opiniones".

Alguien que por ejemplo ya ha expuesto en Espacio Vías en León hace tiempo, y no ha sido el único sitio, remarca que esta otra dinámica que más está dando que hablar demuestra cómo su fórmula es "otra cosa".

"¿Cuántas personas van a una exposición en San Marcelo?"

"¿Cuántas personas van a una exposición por ejemplo en San Marcelo?", y se contesta: "Muy pocas. Tú pides al Ayuntamiento San Marcelo o cualquier otro lugar si quieres exponer y te pones a la cola, una cola de la burocracia".

El Cagador de León, instalado en Eras de Renueva junto a San Marcos.
El Cagador de León, instalado en Eras de Renueva junto a San Marcos.

 

Por eso, su elección es la calle, aunque "me importa mucho el soporte electrónico también", y de ahí que siempre es muy importante fotografiar, grabar, dejar constancia de la escultura una vez instalada, porque sabe que además será retirada en pocas horas y su trabajo desaparece, destruido.

"Tengo mis miedos a una multa, claro, quizá me podría caer incluso por abandono de basura, yo qué sé, pero nunca me han multado y yo creo que el Ayuntamiento sabe de sobra quién soy pero bien; no pido agradar pero al menos parece que me dejan hacer", comenta.

Admite el autor que haya quien "me lance quejas y que opine que es intolerable", como dice que le han transmitido. Porque el problema es que la 'fama', la repercusión mediática -la instalación y retirada del pene gigante fue noticia nacional en agencias como EFE- permite darse a conocer con este tipo de obras más escatológicas. Pero no son, ni mucho menos, las únicas.

Mucho antes y mucho más que 'El cagador'

Meses antes de 'El Cagador de León' una figura de varias cabezas fue instalada nocturnamente junto al Conservatorio de León. Pero 'voló', "la quitaron en minutos, fue una pena". Tan sólo quedan muchas fotos y alguna grabación.

Antes aún, en 2020, la desasosegante figura de una especie de hombre roto amaneció ante la muerta del Museo de Arte Contemporáneo (Musac) de León, ante la mirada inquisitiva del guarda de seguridad; o la destartalada caja de rosa chillón ante ese supuesto templo artístico propiedad de la Junta en la capital leonesa, en abril de 2019.

El artista instalando una figura ante la sede del Musac.
El artista instalando una figura ante la sede del Musac.

 

Porque nuestro autor suma una trayectoria al mismo tiempo algo conocida pero también eclipsada por un cierto escándalo, una paradoja que aún así le divierte. Hasta el punto de pesar, más bien de soñar, con que su proyecto cuaje: "Ojalá pudiera vivir de esto". Entusiasmo hay que reconocer que no le falta a este joven leonés, ya un poco famoso desde su poco disimulado anonimato.

Autorretrato.
Autorretrato.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad