Quantcast

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Juanjo González: "El tiempo nos trasciende a todos, a los mediocres y a los sabios"

El narrador Juanjo González Martínez, autor de 'Y vos, ¿qué pensás?', entre otros, está en estos momentos viviendo un periodo confuso, aunque de gran actividad mental.

Juanjo González
Manuel Cuenya | 15/05/2019 - 12:01h.

Conocí Juan José (Juanjo) González Martínez hace años, con motivo de un libro de José Luis Presa Calzado, en el que nos dábamos cita en sus páginas un buen puñado de autores y autoras de la provincia leonesa, entre ellos el propio Juanjo González, además de Juan Carlos Mestre, César Gavela o Fermín López Costero (siempre en nuestro recuerdo), poniendo palabras, textos a las bellísimas fotografías nocturnas de Presa. Aquel libro se titula 'La luz de mi noche'. Y está editado por Lobo Sapiens, bajo la batuta del también escritor José Antonio Martínez Reñones.

A partir de ahí, hemos coincidido en algunos actos, sobre todo en la población berciana de Magaz de Abajo, donde Juanjo González vive desde hace tiempo. Un lugar por el que siente apego porque le ha permitido, según él, un acercamiento a la huerta, "a la madre tierra, al contacto con los animales, con el aire puro del monte", rebelándose en contra del asfalto de las grandes ciudades (él que nació en Madrid).

Juanjo se muestra como un gran defensor de las aldeas del Bierzo, "lugares muy lindos y mágicos" intentando, como puede, combatir la despoblación rural que sufrimos desde hace ya mucho tiempo en esta España vacía y vaciada. Algo de lo que nos hablara, ya en los ochenta del siglo pasado, el escritor Julio Llamazares en su emocionante y reflexiva obra 'La Lluvia amarilla'. Y que ahora Sergio del Molino rescata con su ensayo 'La España vacía'.

El Bierzo, donde lleva viviendo más de veinte años Juanjo, le ha abierto, en su opinión, al paisaje del Norte, a su música, "al devenir de un lugar fronterizo muy peculiar y con mucha vivencia personal. Quizás haya sido mi puerta de entrada al bosque, a las hadas y a la magia. La constatación de que me aceptaban y me daban su cobijo".

En realidad, la comarca berciana es donde más tiempo ha pasado viviendo porque en su Madrid natal sólo estuvo hasta los veintiún años. Y el resto, antes de venirse a vivir al Bierzo, residió en Extremadura.  Con lo cual se siente un autor leonés, "de la fragua leonesa" porque, "a pesar de que la semilla de la creatividad ha estado en mí desde muy pequeño, nunca podré olvidar que mi lado de darme a conocer a los lectores, de publicar, lo realicé sólo cuando estaba aquí en el Bierzo, en la comunidad, y eso te hace sentirte un poco en el conjunto de todos y todas las que estamos luchando por ello. Cada paso adelante de un autor leonés nos debe congratular a todos, porque es una puerta que se abre para la visibilidad", precisa el autor de libros como 'El Grial de los Siete Cristales', convencido de que la literatura en la provincia de León, con nombres como Gamoneda,  Pereira, Llamazares, Raúl Guerra o Mestre, nos ponen en primera línea del panorama cultural y creativo, "no sólo a nivel español, sino europeo, por los temas que abarcan".

"A pesar de que la semilla de la creatividad ha estado en mí desde muy pequeño, nunca podré olvidar que mi lado de darme a conocer a los lectores, de publicar, lo realicé sólo cuando estaba aquí en el Bierzo"

Y ahora tenemos una generación joven y prometedora, entre la que cabe mencionar –señala él– a la reconocida poeta Raquel Lanseros o bien a la narradora Elisa Vázquez, "con la magnitud que están tomando por ejemplo sus publicaciones", lo cual nos hace concebir esperanzas. "Y encima, tanto Raquel como Elisa, son creativas, es decir mujeres, pues mejor que mejor. Seguir esa estela tiene un componente de responsabilidad enorme".

Cuenta que, siendo muy pequeño, cuando tenía que pasar largas horas en cama por su condición de niño enfermizo y reumático, con más frecuencia de la normal, le hizo asomarse al ventanal de la lectura. Y a partir de ahí surgieron la composición de sus primeros poemas, sus primeras canciones y sus cuentos.

"De la lectura a la escritura hay sólo un pasito de distancia", afirma Juanjo, que se lamenta en cierto modo de que, a lo largo de su vida, no haya apostado por ser un  escritor constante, porque, si hubiera seguido este camino, su obra sería mucho más extensa de lo que es, "pero uno es, como decía el recordado Humet, lo que es en sí, y no puede cambiar; y ello se refleja en que actualmente hay un 90% en la cabeza y un 10% escrito aproximadamente. Es triste, pero es así, y hay que ser sinceros, lo primero,  con uno mismo".

Fuentes literarias

Ávido lector, Juanjo González Martínez confiesa que ha bebido y bebe de muchas fuentes, muy diferentes entre sí. "Últimamente estoy muy interesado por la literatura nórdica, especialmente por la sueca. Pero puedo citar nombres de autores que me han cambiado la vida y la percepción sobre las cosas a la hora de leer, entre ellos, sin un orden estricto de importancia, me vienen a la cabeza Jorge Luis Borges, Michael Ende, Enrique Barrios, Bostrom, Julio Verne y, de pequeño, la gran influencia de Hans Christian Andersen".

Después de tres libros publicados por Ediciones Hontanar de Ponferrada, a saber, 'El Grial de los Siete Cristales, 'Los Enigmas de Disten' y 'La Magia de Úlver', ha editado, a través de la editorial madrileña Letra Clara, su obra más filosófica, 'Y vos, ¿qué pensás?', "la editorial que se encarga actualmente del Calendario Zaragozano" sonríe él, que cree que todos sus libros tienen su "gracia", si bien su ópera prima 'El Grial de los siete cristales' es, a su juicio, la más infantil y pura de entre todas.

"'Los Enigmas de Disten' fue la más rápida y chisposa que surgió, el proceso creativo de 'La Magia de Úlver' fue el más bonito porque se hizo codo a codo con mi amor, Ana Vélez. Y la última 'Y vos, ¿qué pensás?' quizás sea la que mejor me representa por dentro, y lo que pienso".

En estos momentos, está con todo y con nada al mismo tiempo, pues reconoce estar viviendo un periodo confuso, aunque de gran actividad mental.

"Es a veces un poco estresante no disponer de la constancia para plasmar lo mucho que me hace falta expresar. La gente no se lo imagina, y encima con esa espada de Damocles que es mi corazón y mi cardiopatía, que deberían hacerme no parar de trabajar, construir... Supongo que son las contradicciones de la vida o que yo soy una contradicción en sí misma. Sólo el tiempo lo dirá. El tiempo nos trasciende a todos, a los mediocres y a los sabios (aunque menos, ahí realiza una pequeña curvatura)", glosa este "escritor de sueños azules... este soñador de cuentos... este contador de historias mágicas, que emocionan", pues él tiene la magia, el color y la fantasía muy presentes en su cabeza. Y le brotan sin querer.

"Es curioso, porque cuanto más viejo me hago, más veces empiezo a sentirme confuso de dónde está el bien y dónde está el mal"

"Quizás viví la infancia con un cierto retraso y ello me obligó a creer un poquito más en Peter Pan", apostilla Juanjo, que siempre intenta que sus historias aporten cosas positivas, aunque haya sido tentado por el lado oscuro y desgarrador.

"Una vez en Babia, en una reunión de autores con motivo de la colaboración en un libro, el genial y recordado escritor Lorenzo Pollán dijo de mí que, cuando empezabas a leer una historia mía, por cruda que comenzase, siempre se sabía que ganaría 'El Lado del Bien'. Es curioso, porque cuanto más viejo me hago, más veces empiezo a sentirme confuso de dónde está el bien y dónde está el mal".

Entrevista breve a Juan José González Martínez

"La política en horas bajas. La sociedad dormida en formol"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'La Historia Interminable', de Michael Ende.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

No hay nadie imprescindible, hay mil millones de necesarios.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Cualquier biografía de un famoso del corazón.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Inconstancia.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Que sea transparente en el tiempo.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La política en horas bajas. La sociedad dormida en formol.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

La naturaleza en estado libre.

¿Por qué escribes?

Porque quiero comunicar todo lo que siento y puedo...

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Son una ayuda sin obsesión, claro.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Un bosque, una canción, un encuentro... cualquier cosas que me toque el corazón y el alma.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

El YouTube y la música actualmente son los lugares más cercanos para investigar sensaciones.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Si supiéramos cuánto valemos, no haríamos tanto daño.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad