Castilla y León Castilla y León
Castilla y León

CASTILLA Y LEÓN

La gestión de los incendios cerca en las Cortes a Suárez-Quiñones, que tacha las críticas de "oportunismo carroñero"

El leonesista Luis Mariano Santos considera al titular de Medio Ambiente "el peor consejero de la corta historia de éxito" de la Junta en el pleno que este martes abrió un nuevo período de sesiones en Castilla y León.

Juan Carlos Suárez-Quiñones
Miriam Chacón/ICAL. El consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en las Cortes de Castilla y León
Agencia ICAL | 06/09/2022 - 20:00h.

Las llamas que este verano han amenazado a localidades hasta forzar numerosas evacuaciones han cercado este martes en el primer pleno de este nuevo período de sesiones en las Cortes de Castilla y León al consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Ante las ya reiteradas solicitudes de destitución o dimisión, el representante leonés en el gabinete de Alfonso Fernández-Mañueco ha defendido su gestión y hasta pasado al contraataque para tachar las críticas de "oportunismo carroñero".

El viceportavoz del Grupo Parlamentario UPL-Soria ¡Ya! en las Cortes de Castilla y León, Mariano Santos Reyero, consideró al titular de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio como "el peor consejero de la corta historia de éxito" de la Junta de Castilla y León.

Así lo refirió durante el debate parlamentario entre ambos, recogido por Ical, y surgido durante la interpelación realizada por el procurador leonesista sobre política general de la Junta en materia de patrimonio natural y política forestal, que aprovechó para pedir al consejero que "reconozca que ha fallado y pida perdón a los castellanos y leoneses".

En un bronco debate, en el que ambos parlamentarios se acusaron mutuamente de cobardía, Santos Reyero lamentó que el consejero "se aferre a su sillón" tras el verano con "los peores datos de la historia en número de incendios y hectáreas arrasadas" en la Comunidad, con la región leonesa capitalizando "una de cada cuatro hectáreas que han ardido en España".

Todo ello supone "un coste ecológico, personal, económico y social inaceptable" y por el que "ningún alto cargo de la Junta ha tenido la decencia de asumir la responsabilidad de la peor campaña" en la que "el operativo no ha funcionado para minimizar los terribles efectos" del fuego debido en parte, según el procurador leonesista, a la "arrogancia y ceguera política" de Suárez-Quiñones, que, en su opinión, "ha costado a la región leonesa miles de hectáreas".

Ante esta situación, y para que en el futuro no vuelva a suceder, Santos Reyero pidió a la Junta que realice "un debate con urgencia" para realizar "un contrato con nuestros bosques a 30 años" a través de un operativo que "debe extenderse a todo el año, porque los incendios se apagan en invierno". Una realidad que, reconoció el procurador leonesista, Suárez-Quiñones "ha reconocido por fin, pero después de pagar un precio muy alto a su arrogancia".

Problema "global"

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, recordó que para la protección, conservación y limpieza del patrimonio natural de Castilla y León, se cuenta con un operativo "capaz" al que se ha "impulsado y modernizado" y que se seguirá haciendo con las medidas anunciadas durante los meses de este verano tras unos incendios cuyas "causas reales" ya apuntó en su comparecencia de julio cuando "pidieron mi cese y mi dimisión por el incendio de la Sierra de la Culebra sin saber nada".

"Pero llegó agosto, donde hubo terribles incendios en España, que no en Castilla y León aunque hubo muchos pero no de tan graves consecuencias, y las cosas se aplacaron un poco, porque vieron que va a ser que no es Suárez-Quiñones quien ha prendido los fuegos", aseveró el consejero dirigiéndose principalmente a la bancada socialista.

Y es que, según el titular de la Consejería de Medio Ambiente, "hay una realidad honesta" que expone la Junta "y una teatralizada y espúrea que es la política", en la que lamentó el "oportunismo carroñero" de aquellos a los que "las explicaciones que en otras comunidades valen, aquí no".

Esa realidad honesta, continuó explicando Suárez-Quiñones, señala que "los fuertes incendios son una realidad en todo el mundo que nos ha sorprendido a todos", si bien reconoció que a la Junta "menos" dado que a raíz del grave fuego de Navalacruz del pasado verano, "hicimos muchas mejoras en el operativo" y se continúan haciendo aunque "no puede solo la Junta", sino que necesita "la negociación colectiva con todos los agentes sociales" para un aumento temporal del mismo.

En cualquier caso, volvió a defender el "comportamiento ágil y eficaz" del operativo de la Junta ante los incendios, como recordó que reconoció el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado año en Navalacruz, cuando acordó con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, "que los incendios son un problema global que exige acción coordinada" frente al mensaje en las "antípodas" del que acusó al PSOECyL.

Además, volvió a reiterar el consejero de Medio Ambiente que el cuidado del medio ambiente "exige la financiación al territorio, y no a la población como se hace en esta Comunidad". Por ello, lamentó que el Decreto del Gobierno relativo a incendios forestales, aprobado en el mes de agosto, "hable de muchas cosas vacías pero no de financiación", mientras la Junta "ya anunció el pasado 27 de mayo una inversión de más de cien millones de euros para mejorar las capacidades y la defensa" del operativo, una realidad constatada "ya desde el incendio de Navalacruz".

El PSOE pide la salida del consejero por su gestión "bochornosa y negligente"

En similares términos había ocurrido el debate con el Grupo Socialista, al que Suárez-Quiñones acusó también de "oportunismo político carroñero" por utilizar los incendios forestales para cargar contra la Junta. Y es que desde el PSOE, el procurador José Luis Vázquez, además de volver a pedir el cese de Suárez-Quiñones, acusó al consejero de mentir y de utilizar el Diálogo Social para crear un relato falso con el único el objetivo de permanecer en su cargo.

Vázquez, que reclamó a Suárez-Quiñones que pida perdón por su "bochornosa y negligente" actuación y por no saber proteger ni a la Comunidad ni a sus gentes, también criticó las condiciones de trabajo de los profesionales del operativo de extinción y acusó a la Junta de "acosar y desproteger" a los bomberos forestales.

Por su parte, el consejero argumentó que los incendios forestales de este verano se han producido en unas condiciones meteorológicas excepcionales y "nunca conocidas", que también provocaron este tipo de catástrofes en otras comunidades, y recordó que España han ardido 300.000 hectáreas este verano y 700.000 en países europeos.

A su vez, Suárez-Quiñones también hizo referencia al "acuerdo histórico" alcanzando con los sindicatos y que servirá para mejorar las condiciones del dispositivo.

Los fuegos, también protagonistas en las intervenciones de Mañueco, Tudanca y Fernández

Los incendios ya habían sido protagonistas al comienzo de la sesión. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió la eficacia de su Gobierno y acusó a Luis Tudanca (PSOE) y a Pablo Fernández (Unidas Podemos) de utilizar "la tragedia" de los incendios de este verano, con 95.000 hectáreas quemadas y tres personas fallecidas, cuando se trata de "un problema global" debido al cambio climático.

En el primer pleno de las Cortes de este periodo de sesiones, Fernández Mañueco mantuvo un "bronco cara a cara" con Tudanca, ya que éste le pidió que "dé la cara" y rectifique para que se pueda crear una comisión de investigación sobre los incendios en Ávila y Zamora, y con Pablo Fernández, que solicitó el cese del consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones y si no la marcha del propio presidente.

"Ha estado entretenido en cambiar festivos o plantear la contratación de parados para limpiar el monte para que se le quite la tontería", manifestó el socialista, en referencia a dos propuestas de Vox, después de escuchar a Fernández Mañueco que el Gobierno de la Comunidad trabaja con "eficacia" y enumerar diferentes planes, así como la bajada de impuestos.

Tudanca criticó que la Junta "no ha demostrado nada, ni empatía, ni pedir perdón a quien se ha quedado sin nada por su indolencia" y Fernández Mañueco recordó al socialista que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apostado por sacar del debate político los incendios. "Usted sigue con la lata de gasolina", le acusó. "Hable aunque sea una sola vez bien de Castilla y León, tiene una imagen negativa y por eso nadie le cree, no ha dicho nada de la economía con la escalada de precios", lanzó el presidente.

También, pidió el socialista alguna respuesta a sus propuestas como 14 millones para fidelizar sanitarios, que para el presidente "ha copiado" dado que la Junta ya la ha puesto en marcha. "Promesas, anuncios y mentiras, piense en los castellanos y leoneses por una vez", resumió el socialista.

Los fuegos, también protagonistas en las intervenciones de Mañueco, Tudanca y Fernández

El debate subió de tono en la pregunta de Pablo Fernández, que sí preguntó expresamente por la gestión de la Junta en los incendios, donde criticó "la deplorable pasividad de PP y Vox, mirando como las vacas al tren" cuando se quemaban 95.000 hectáreas y tres personas fallecían.

En su réplica, el presidente defendió que su Gobierno "ha trabajado con la máxima intensidad", pero cargó contra el líder de Podemos, al que llamó "pijo de ciudad", por considerar que "la ola de calor" ha estimulado "su espíritu carroñero" al "utilizar la carnaza y la tragedia" sufrida por la Comunidad.

"Creen que no me afecta el dolor de las personas, de los que están en el hospital, de los que han perdido la cosecha o los animales", respondió Fernández Mañueco, que afeó a PSOE y Unidas Podemos que en todas las comunidades se vinculen los incendios con el cambio climático, menos en Castilla y León.

Fernández Mañueco concluyó que no espera nada de ambos partidos, ni tampoco del Gobierno, ante un problema global, motivo por el que añadió que planteó una Conferencia de Presidentes, para indicar que, tras el incendio del pasado año en la Sierra de la Paramera (Ávila), se trabaja en la mejora del operativo de incendios.

Precisamente, Pablo Fernández y Luis Tudanca manifestaron que el operativo está obsoleto y enmarcaron dicha mejora en "blanquear" al consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para evitar su cese e incluso para la salvación del propio presidente de la Junta.

Finalmente, el presidente, que reconoció el trabajo de los agentes forestales, UME e instituciones, señaló la puesta en marcha de medidas con los afectados y aseguró que "se va a amparar a todo el mundo que no tenga seguro".

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario