Provincia

"Nuestros pueblos no pueden ser el basurero de renovables de Europa ni el patio trasero de Castilla y León"

Éxito de la festiva pero indignada marcha de La Valduerna y Maragatería este domingo contra los macroproyectos de energía solar proyectados en las comarcas.

imagen
Astorgaredaccion.com
M.A Reinares / Astorgaredaccion.com | 05/09/2021 - 18:25h.

Plataformas, colectivos y vecinos contrarios a los macroproyectos fotovoltaicos de la provincia han apoyado este domingo la marcha convocada por la Plataforma Alta Valduerna para decir bien alto que "nuestros pueblos no pueden ser el basurero de renovables de la Unión Europea ni el patio trasero de Castilla y León".

De esta manera tan gráfica resumía el sentir de los caminantes el manifiesto leído en la plaza de Arriba de Destriana al concluir la protesta que comenzaba a las 10.00 horas en el monte entre Priaranaza de la Valduerna y Villar de Golfer.

En poco más de dos horas los caminantes recorrieron los nueve kilómetros entre las pedanías del municipio de Luyego y Destriana, una senda jalonada de jaras y encinas desde la que se divisa la vega de La Valduerna, donde el grupo empresarial Lamelas Viloria ha solicitado a la Junta de Castilla y León la autorización para ocho macroparques fotovoltaicos con más de 1,2 millones de placas solares, que se instalarían en 800 hectáreas entre Destriana y Castrillo de la Valduerna y que supondrían una inversión de más de 200 millones de euros.

Astorgaredaccion.com
Astorgaredaccion.com

"En fraude de Ley"

"Una barbaridad", según comentaba en la marcha Carlos Venturini, un geólogo argentino que teletrabaja desde Destriana para una empresa inglesa y que está convencido de que los proyectos no saldrán adelante porque "están en fraude de Ley".

Y es que asegura que en realidad se trata de un imponente proyecto de varias empresas fragmentado en numerosos parques que se extienden por la Valduerna, el Vallde de Jamuz, Quintana y Congosto, La Sequeda o Maragatería, comarcas, que de salir adelante los macroparques, se convertirían en una enorme central de energía eléctrica.

A quien también le parece una "barbaridad" es Alberto Turrado, agricultor de Quintana y Congosto. Los proyectos en su municipio afectarían a "fincas propias y de renta. Por supuesto que no he firmado porque vienen ofreciendo el 'oro y el moro', hasta 800 euros por hectárea, mucho dinero, pero pienso que no hay nada de verdad".

El riesgo para los cultivos

Astorgaredaccion.com
Astorgaredaccion.com

Los macroparques enterrarían bajo las placas solares más de 500 hectáreas que actualmente cultivan los agricultores de su zona. Alberto caminó junto a los vecinos de su municipio que se oponen a la instalación de una embotelladora, otro proyecto que afecaría a un recurso natural de estas comarcas como es el agua.

Cada uno de quienes en la mañana de este domingo han participado en la marcha tiene una historia que contar ligada a estas comarcas despobladas, "la práctica totalidad de nuestros pueblos son un desierto demográfico por debajo de los 8 habitantes por Km2", se ponía de relieve en el manifiesto.

"Con esta despoblación, poner en marcha gigantescos proyectos de plantas fotovoltaicas puede resultar más fácil, por la escasa oposición de una población humilde en cantidad y, es evidente, envejecida", pero "si, además, alguna Junta Vecinal torpe y algún Ayuntamiento con alcalde bizcochable consienten y colaboran, no sabemos a cambio de qué, el riesgo de estos proyectos de macroparques fotovoltaicos es real. En definitiva, no hemos sido elegidos por nuestro sol, sino porque esas empresas sin escrúpulos han calculado que somos débiles", afirmaba Alta Valduerna en el manifiesto.

Luis Martínez, alcalde de Luyego. / Astorgaredaccion.com
Luis Martínez, alcalde de Luyego. / Astorgaredaccion.com

La plaza de Arriba se ha convertido al finalizar la marcha en una gran asamblea donde han tomada la palabra diferentes representantes vecinales y políticos.

El pequeño proyecto municipal

Entre ellos, el alcalde de Luyego, Luis Martínez, municipio al que pertenece Priaranza de la Valduerna, cuyo concejo ha dicho 'no' a facilitar los terrenos para el macroproyecto porque esta pedanía y todo el municipio saben que "cuando se pierde un recurso se pierde para siempre", aseguraba el joven alcalde, en referencia al Campo de Tiro del Teleno.

Luis Martínez reiteraba que "no estamos en contra de las energías renovables". De hecho, el Ayuntamiento instalará próximamente placas solares en la cubierta de la Casa Consistorial para autoabastecerse de energía, y está proyectando la colocación de placas solares en los tejados para el consumo de la población.

"Para abastecer al pueblo de Luyego necesitaremos poco más de 500 metros cuadrados de cubierta y están queriendo instalar placas en más de 1.000 hectáreas" entre los proyectos de la Valduerna y Jamuz, comparó el regidor.

La marcha de protesta finalizaba con los manifestantes disfrutando del sol en la plaza de Arriba de Destriana y con una petición desde la plataforma convocante: "Si todos estamos unidos seremos más fuertes y podremos seguir disfrutando de nuestros pueblos. Nuestros abuelos no nos perdonarían perder esta lucha".

Lo que los manifestantes han pedido:

  • A la Administración del Estado, para que regule de forma ordenada la instalación de renovables, para que no permita proyectos fraccionados que en realidad son proyectospresentados por una multitud de sociedades limitadas creadas expresamente para cada una de las plantas, siendo fácil comprobar cómo pertenecen todas ellas a una misma empresa matriz o participan de los mismos socios y administradores. Para que exija que las consultoras ambientales encargadas de elaborar los Estudios de Impacto Ambiental (EsIA) sean independientes y rigurosas en sus estudios.
  • A la Administración de la Junta de Castilla y León, para que advierta que los proyectos presentados son ejecutados en FRAUDE DE LEY, ya que afectan al mismo término municipal o son colindantes, situados físicamente muy cercanos entre sí, incluso en parcelas pegadas unas a otras. Esto, en la práctica, supone claramente una concentración de proyectos. Pero aún se hace más evidente al comprobar que las plantas, supuestamente independientes entre sí, comparten una misma línea de evacuación que finaliza en una subestación en común, ambas proyectadas para el servicio único de estas instalaciones, lo que significa que se trata de un único proyecto fraccionado en varios aparentemente distintos. La Comunidad Autónoma de Castilla y León es la cuarta que más energía produce y la segunda más excedentaria, energía sobrante, en el conjunto del Estado. Sus dirigentes nos deben explicar a qué se debe esta permisividad con todo este aluvión indecente de proyectos de plantas fotovoltaicas, ejecutados, insistimos, en fraude de ley. Llama la atención que mientras la Junta de Castilla y León, poco necesitada de energía eléctrica, es condescendiente con estos proyectos, comunidades como Cataluña, con una producción profundamente dependiente de la energía nuclear, ya haya manifestado que va a paralizar totos los proyectos de renovables y que para ponerlos en marcha será necesaria la autorización de los ayuntamientos afectados y el 85% de los propietarios de las parcelas.
  • A la Diputación de León, la hermana mayor de las administraciones locales. Si su presidente ya ha alertado del abuso de estos proyectos sobre la superficie agraria y sobre nuestro medio ambiente, ahora debe ir más allá. Debe asesorar, de forma independiente, poniendo a disposición de los ayuntamientos y juntas vecinales asesores para solucionar los inmensos problemas administrativos que se avecinan (alegaciones, recursos administrativos, alegaciones...).
  • A los ayuntamientos y juntas vecinales: para que tomen decisiones de forma consensuada con los vecinos, para que se asesoren debidamente antes de tomar decisiones, para que dejen de ser los TONTOS ÚTILES útiles de estas empresas sin escrúpulos.
  • Por último, nos dirigimos a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Y para ser más exactos, a la señora Cristina Danés de Castro, su presidenta, y a la Comisaría de Aguas, encargada, textualmente, de la actividad de policía sobre el Dominio Público Hidráulico, el análisis y control de la calidad del agua y los vertidos, aforos, estudios de hidrología, etc. así como la dirección de la Guardería Fluvial. Entre sus funciones destacan las relaciones con los usuarios del Dominio Público Hidráulico y el seguimiento y actualización de los Registros y Catálogos que afectan a estos, así como la tutela sobre las comunidades de usuarios. Realiza las tramitaciones y resoluciones de concesiones y autorizaciones, de las extracciones y aprovechamiento de áridos y tasas de ellas derivadas, así como la inspección y vigilancia de las obras derivadas de aquellas y de las explotaciones de cualquier aprovechamiento de aguas públicas con independencia de su titularidad. Las obras de conservación de los cauces, así como el establecimiento de servidumbres, deslindes y modulaciones son así mismo competencias asignadas a esta Unidad. Llama la atención el control y seguimiento obsesivo de nuestros agricultores, porque usan sistemas de riego que ya existían 200 años antes de esta Confederación Hidrográfica del Duero y, sin embargo, no ha dicho nada ante estos proyectos, que dejarían hechas un asco las cuencas de los ríos Cabrera, Eria, Jamuz, Valtabuyo, Duerna, Peces, Turienzo y Tuerto. Exigimos su inmediata intervención y aprovechamos para recodarle que es posible garantizar caudales ecológicos de estos ríos durante todo el año. Llama la atención que sean estos ríos los únicos sobre los cuales no se ha hecho absolutamente nada para controlar sus cabeceras de forma racional y respetando nuestros pueblos.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad