León

El Centro de Supercomputación inicia su participación en el proyecto europeo para crear una red de servicios de alto rendimiento

Se pretende apoyar y fomentar las fortalezas nacionales de las competencias de la computación y cubrir las lagunas existentes

Centro de Supercomputación de Castilla y León SCAYLE universidad
Edificio que alberga el Centro de Supercomputación de Castilla y León en el campus universitario de León. / ICAL
ICAL | 08/09/2020 - 11:30h.

El Centro de Supercomputación de Castilla y León (Scayle), con sede en León, comienza esta semana a colaborar en el plan europeo para crear una red de centros en los 31 estados participantes al servicio de la industria, mundo académico y las administraciones públicas.

Este proyecto, según informa hoy la Junta, a nivel nacional es liderado por el CNS (Centro Nacional de Supercomputación), en el que participan diferentes entidades que forman parte de la red española de supercomputación, entre ellos el Scayle, que tiene asignadas las tareas de creación de conciencia y colaboración.

Con este proyecto se pretende apoyar y fomentar las fortalezas nacionales de las competencias de la computación de alto rendimiento y con ello cubrir las lagunas existentes y aumentar la usabilidad de estas tecnologías en los diferentes Estados y así proporcionar una base de referencia de excelencia europea, detalla en un comunicado recogido por Ical.

El proyecto tiene como objetivo crear una red de Centros Nacionales de Competencia (NCC) en los 31 Estados participantes, miembros y asociados capaz de proporcionar una amplia cartera de servicios de supercomputación adaptada a las necesidades nacionales respectivas de la industria (especialmente a las PYME), el mundo académico y las administraciones públicas.

Aprovechándose así de las ventajas de la experiencia y los recursos disponibles en Europa en materia de HPC, coordinando todas las actividades necesarias a nivel nacional. En España este NCC será el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), y dentro del NCC español, Scayle tiene asignadas las tareas de creación de conciencia y colaboración.

El crecimiento constante durante las últimas décadas de la computación de alto rendimiento ha convertido la supercomputación en una herramienta clave para la ciencia y la industria, hasta convertirse hoy en día en una tecnología imprescindible en muchos de los sectores económicos más importantes de Europa, refiere la Junta.

En muchos sectores de la economía europea, como la ingeniería, la salud, el clima o la energía, el uso de diseños asistidos por ordenador acoplados a la modelización y la simulación sigue creciendo rápidamente. Además, las aplicaciones de software utilizadas en estos sectores impulsan la innovación.

Con este proyecto se pretende apoyar y fomentar las fortalezas nacionales de las competencias de la computación de alto rendimiento, supercomputación, así como las capacidades de Análisis de Datos de Alto Rendimiento (HPDA) y en Inteligencia Artificial (AI) y con ello cubrir las lagunas existentes y aumentar la usabilidad de estas tecnologías en los diferentes estados y así proporcionar una base de referencia de excelencia europea.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad