Quantcast

Hostelería

Adiós a 'El Decano' de los pubs de León tras 33 años de la noche en manos femeninas

Cierra el local que dio origen y sabor inglés al ambiente del Barrio Romántico, en el Cid, una aventura de tres hermanas de familia de tradición hostelera en una época en la que la noche era un negocio complicado para las mujeres.

decano hosteleria pub noche león luci mujeres femenino barrio romántico cid 4
En su nombre, El Decano demostraba ser el más antiguo local estilo pub de la noche del Cid.
Carlos J. Domínguez | 23/02/2019 - 19:00h.

El pasado sábado hubo una gran fiesta, un poco inesperada, en un local del Barrio Romántico de León. Un conocido y veterano negocio hostelero que no era ni mucho menos uno más en la ciudad.

Se trataba de la fiesta de despedida y cierre de 'El Decano de León', un local con ambiente muy especial que cerraba así el ciclo de 33 años de apertura y que hacía honor a su nombre desde que así se bautizó en el año 1985, ya que era el decano, el más antiguo, de los pubs leoneses de sabor inglés, testigo durante más de tres larga décadas del ambiente de la noche leonesa.

Luci y sus hermanas Mari y Elena se despedían así de un negocio nutrido de la experiencia que les corre por las venas, herencia de unos padres, Domingo y Ana, que dedicaron su vida a la hostelería. Tres mujeres que fueron pioneras en un tiempo de especial dificultad para el binomio noche/mujer en aquel León de entonces, en plena efervescencia de la particular 'movida' leonesa, con la banda sonora de grupos de la Nueva Ola como Los Cardiacos (1979) o Fundición Odessa (1984), por mencionar sólo algunos.

Todo empezó en Pinilla

Los progenitores de estas tres empresarias, de procedencia asturiana, ya habían hecho sus pinitos detrás de una barra en León. Recién llegados, montaron el Bar Asturias, en el barrio de Pinilla, y probaron después fortuna durante cuatro años en Zaragoza antes de regresar a León.

Luci, junto a sus hermanas Mari y Elena, fueron las pioneras.
Luci, junto a sus hermanas Mari y Elena, fueron las pioneras.

 

Aquí comenzó de nuevo una aventura en la calle Cervantes, abriendo un local que primero fue El Molino Rojo y después llevó el nombre de Boys, en la esquina con la calle Dámaso Merino. Corría el año 1978. El ahora animadísimo barrio del Cid ya sumaba entonces algunos bares pero nada que ver con el ambiente actual: el Madrid, el Correo, La Ribera... No muy lejos, el San Román, La Esponja, El Cortijo de Susi, La Radio o el Trapo's 80 (actual La Lola). Las salas de fiesta eran las que se encargaban del ambiente nocturno.

Comienzos "difíciles para ser chicas"

Pero cuando en 1985 aquellas tres jóvenes emprendedoras se hicieron cargo del negocio, pensaron en algo distinto: un pub al estilo británico. "Ser de una familia hostelera de toda la vida ayuda un poco, la verdad, pero fueron unos comienzos difíciles, especialmente complicados para ser chicas", rememora Luci ante local, ya cerrado, que ha formado parte de su vida. Y siendo mujeres, claro, el nombre de Boys no pareció el más apropiado. De ahí nació El Decano de León, el primero de los pubs con ese nuevo sabor, el más antiguo que sobrevivía y que con su esfuerzo, de tras tres, pronto se hizo un hueco nocturno.

Poco a poco, el éxito fue acompañando y se convirtió en un polo de atracción que con el tiempo cambió la oferta hostelera del Barrio Romántico. Por poner un ejemplo, cinco años después, en 1990, abrió sus puertas El Gran Café de León, justo enfrente.

El tiempo, y una clientela fija y fiel, consolidaron su negocio, el cual estas tres asturianas ampliaron hacia un concepto ya más gastronómico abriendo hace doce años Casa Condeso en el número 5 de la Plaza de Torres de Omaña, el lugar que entonces no, pero hoy bulle al mismo nivel de ambiente de tapas y raciones de la Plaza de San Martín como corazón del Barrio Húmedo.

Agradecimiento y nostalgia

El pasado sábado 16 de febrero de 2019 la aventura nocturna de El Decano de León dijo adiós con su última fiesta, entre el agradecimiento, la nostalgia y el buen ambiente nocturno de siempre. "Nos vamos de aquí, aunque seguimos a tope en Casa Condeso, muy contentas, satisfechas de habernos esforzado por hacer bien las cosas, por dejar huella", comenta Luci.

Calle Cervantes con el local ya cerrado esta semana, a la izquierda.
Calle Cervantes con el local ya cerrado esta semana, a la izquierda.

 

En especial, destaca que muchos de los últimos clientes fueron también de los primeros, hace 33 largos años: "La gente ha sido lo mejor, no podemos más que mostrar nuestro enorme agradecimiento, porque nos quedan esas experiencias con ellos que no se borrarán jamás, y eso es lo más importante". Y es que El Decano ha sentado cátedra en la hostelería leonesa y, de paso, demostrado que el empuje femenino, también en León, vence cualquier dificultad, hoy como entonces.

El local llamado Boys, nombre que se aprecia en esta chapa, se transformó en El Decano en el año 1985 de la mano de tres jóvenes hosteleras.
El local llamado Boys, nombre que se aprecia en esta chapa, se transformó en El Decano en el año 1985 de la mano de tres jóvenes hosteleras.

 

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad