Quantcast

Comisión Enredadera

Ciudadanos quiere imponer que Silván declare por 'Enredadera' cerca de las elecciones y el PP lo tacha de "Barrio Sésamo"

Las dos únicas formaciones que forman la comisión para desentrañar la trama corrupta se enzarzan en un cruce de acusaciones a cuenta de las próximas sesiones, con declaraciones entre lo irónico y lo subido de tono.

rama enredadera corrupción ayuntamiento león gemma villarroel ciudadanos antonio silván concejala alcalde
Gemma Villarroel (Ciudadanos) y Antonio Silván (PP), ante la implicación del Ayuntamiento de León en la Trama Enredadera. / ICAL
C.J. Domínguez | 08/02/2019 - 12:19h.

La comisión de investigación por la trama corrupta de Enredadera en el Ayuntamiento de León se enreda y tensa cada día más, a pesar de que sólo son dos los grupos políticos que participan en ella, el PP que gobierna y Ciudadanos, que le ha sostenido políticamente durante todo el mandato.

El motivo de la nueva tensión entre ambas formaciones, que pactaron esta comisión para frenar una moción de censura planteada por el PSOE contra el alcalde Antonio Silván, se ha producido este viernes: La presidenta de este ente, la 'ciudadana' Ana Carlota Amigo, ha registrado formalmente la convocatoria de la próxima sesión, ya retrasada por insalvables diferencias entre ambos grupos.

Pero esa convocatoria incluye próximas fechas de sesiones, concretando que la última de ellas, con las conclusiones, será el día 20 del próximo mes de marzo, y sólo en la sesión anterior, y lo más cerca posible de las elecciones municipales, se produciría la declaración del alcalde Antonio Silván.

Según esa propuesta, la comparecencia de los técnicos y políticos que conformaban la mesa contratación se celebrará el próximo día 20 de febrero, seguida de la declaración de Antonio Silván, que sería el 6 de marzo.

A cuenta de los votos

Sin embargo, el equipo de Gobierno (que suma una clara mayoría de miembros, cinco, frente a los dos de Ciudadanos) sigue defendiendo que la declaración del regidor debe sustanciarse en la próxima sesión, no más tarde. Y discute la legalidad de que sea la presidenta, y no la mayoría de votos, como el PP propuso en la última cita, la que deba decidir en qué momento y en qué orden se producen las comparecencias.

El portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, dedicó hoy más de quince minutos en una rueda de prensa para discutir a Ciudadanos sus argumentos, entendiendo que los últimos en declarar deben ser la secretaria municipal, el interventor y la jefa de contratación, así como el que fuera presidente de la Mesa de Contratación, Justo Fernández, precisamente de Ciudadanos, por entender que fueron ellos los responsables últimos de la legalidad de los 20 contratos bajo sospecha, que fueron llevados por la Ufed en el registro del 3 de julio de 2018 y están siendo analizados por el Juzgado que instruye el caso Enredadera.

Villarroel "es más de Bob Esponja"

Salguero tiró de ironía para considerar la pretensión de Ciudadanos, de que en las cuatro sesiones celebradas se aprobara todo por votaciones y en la quinta no lo permitieran, algo digno "de Barrio Sésamo, ahora podemos votar, ahora no podemos votar, como aquello de estoy dentro y ahora estoy fuera". Y en referencia a la portavoz de la formación naranja, Gemma Villarroel, esgrimió que "esta chica es muy joven y no conoció a Epi y Blas, será de Bob Esponja y a lo mejor el agua no la deja la realidad de lo que está pasando". Y más en serio, tildó de "patente y absoluta" la "vulneración al PP del derecho democrático".

Críticas que Ciudadanos replicó en una nota de prensa de hoy mismo, en la que Villarroel defendía que "a pesar de las malas artes del PP, que ha querido enfangar esta Comisión desde el principio, Silván declarará en último lugar y tendrá que dar explicaciones a los leoneses".

El "cobarde" Silván

La edil llamó "cobarde" a Silván "porque quería declarar en una sesión compartida con la mesa de contratación, en vez de dejar que la comisión de investigación se desarrollase según lo planificado, con un orden lógico y jerárquico", pero ellos estiman que "ningún leonés ve al alcalde de León como un declarante más, él no puede equiparar su responsabilidad con la de un técnico". Y aseguró que Silván quiere declarar cuanto antes "no por buena voluntad, sino porque ya está en campaña electoral y no le interesa verse relacionado con el presunto cabecilla de la trama Enredadera", en referencia al empresario leonés José Luis Ulibarri.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad