Quantcast

León

La empresa de los gusanos en los menús escolares llevará el comedor de la residencia de mayores de León

imagen
Fachada de la residencia municipal de mayores.
ileon.com  | 14/12/2018 - 19:05h.

La empresa Serunión, que protagonizó en 2014 un escándalo al detectarse que había servido gusanos de gorgojo en el menú de seis centros escolares de la Comunidad, entre ellos cinco de León (Antonio de Valbuena, La Palomera y Antonio González en León capital, el Trepalio de Trobajo del Camino y el CRA de Riaño) ha sido hoy la compañía elegida para que el Ayuntamiento de León le contrate el servicio de menú diario en la residencia de ancianos municipal 'Virgen del Camino', situada en San Mamés.

El contrato fue aprobado hoy por la Junta de Gobierno del Consistorio leonés, a lo largo de un año y por un importe final de 170.000 euros. Una contratación que se produce después de que la mesa de contratación descartara otras dos ofertas presentadas, una la de Procole y otra la leonesa de Colectivos de Celis, ambas por defectos de forma.

En la oferta de Serunión pesó el hecho de poner a disposición un software para diseñar menús equilibrados, la fiabilidad de sus suministradores, el recurso a proveedores locales, la posibilidad de servir platos elaborados en el acto, sus protocolos de control de la calidad o la inclusión de las seis comidas diarias exigidas, que incluyen el desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y otra llamada resopón.

La variada oferta económica de la compañía va desde el coste de 57 céntimos por el desayuno hasta el más elevado, de 2,08 euros por la comida. Y además, Serunión incluye por otro lado hasta ocho menús festivos a un coste de tan sólo un céntimo. Hay que destacar, además, que la compañía mantiene el contrato en otros centros públicos de León, como por ejemplo en la cafetería del Hospital de León.

El historial

Quedan atrás varios problemas unidos a aquel que sacudió León en 2014 por los gusanos en las sopas de los escolares de León, y otro colegio de Segovia, tras lo que en 2015 surgieron otros casos como una tuerca en el plato de un menor en Segovia o larvas de insectos en unas croquetas en otro colegio de Galicia. Aquellos primeros casos que más afectaron a León se saldaron finalmente con una sanción económica de la Junta que se elevó a 69.109 euros, aunque continuaron sirviendo los menús en más de cuarenta centros escolares de la provincia. Desde entonces, no se conocen más casos llamativos en su línea fría de alimentación.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad