ESPACIO

Despega la primera misión para desviar un asteroide

La Nasa ha lanzado este miércoles la misión DART de defensa planetaria, diseñada para chocar contra el asteroide 'Dimorphos' en 2022 y comprobar cuánto se desvía de su compañero 'Didymos'. Ninguno de estos dos objetos supone una amenaza para la Tierra, pero la experiencia servirá por si hubiera que defenderse de otros en el futuro.

Lanzamiento de un cohete Falcon 9 de Space X de la Misión DART de la Nasa contra asteroides
El lanzamiento en California de la misión DART por la Nasa con un Falcon 9 de Space X
Agencia SINC | 28/11/2021 - 12:00h.

La Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés) ha despegado con éxito este 24 de noviembre a las 07:21 h (hora peninsular española) a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX desde la base espacial Vandenberg, en California (EE UU).

Esta iniciativa de la NASA y el laboratorio Johns Hopkins APL es la primera misión de prueba de defensa planetaria programada para cambiar el curso de un asteroide. Estrellando deliberadamente una nave contra él, se va a estudiar si este método resulta efectivo para desviarlo.

DART viajará 11 millones de kilómetros, con un novedoso dispositivo de guiado autónomo y propulsado por paneles solares, hasta llegar a un sistema binario de asteroides formado por Didymos –el más grande– y Dimorphos, el más pequeño y contra el que impactará la nave para tratar de alterar su órbita.

Prepararse para el futuro

Aunque ninguno de los dos asteroides supone un peligro para la Tierra, la misión ayudará a la NASA a poner a prueba las capacidades de defensa planetaria, en caso de que sea necesario desviar un asteroide en curso de colisión con nuestro planeta en el futuro.

DART es la primera misión de prueba de defensa planetaria, programada para chocar contra el asteroide Dimorphos a finales de 2022 y estudiar cómo se desvía su órbita

Está previsto que a finales de 2022 la nave choque contra Dimorphos a una velocidad de unos 6,6 kilómetros por segundo. Como si fuera una pequeña bola de billar chocando contra otra mayor, el objetivo es moverla.

La cámara DRACO que lleva DART, además de ayudar en la navegación y orientación de la nave espacial, transmitirá imágenes en tiempo real antes del impacto. Por su parte, LICIACube, un pequeño satélite de la Agencia Espacial Italiana tomará imágenes de la colisión y del cráter que se genere en la superficie de Dimorphos.

Los responsables de la misión y otros científicos también utilizarán telescopios terrestres para analizar la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos antes y después de esta Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble.

Cristina Thomas, profesora adjunta de astronomía y ciencias planetarias en la Universidad del Norte de Arizona y líder del Grupo de Trabajo de Observaciones DART, está emocionada por ver los efectos del impacto, según declara la citada universidad en un comunicado.

Guía autónoma

Según esta noticia de elDiario.es, "la nave espacial está diseñada para guiarse autónomamente para impactar en un asteroide mientras viaja a una velocidad de aproximadamente 24.000 kilómetros por hora. Su objetivo es el asteroide lunar Dimorphos ("dos formas" en griego), que orbita un asteroide más grande llamado Didymos ("gemelo" en griego). Se espera que en otoño de 2022, el cohete de DART llegue a su destino".

La cercanía a la Tierra, por supuesto, es relativa; el planeta no corre peligro con Didymos. Sin embargo, es posible que un asteroide se dirija hacia la Tierra, y los científicos de todo el mundo están trabajando en la identificación de estas amenazas potenciales y en cómo mitigarlas. Si esta misión se desarrolla según lo previsto, esta técnica, denominada 'desviación de impacto cinético', podría ser una pieza importante de un sistema de defensa planetaria.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad