PLAN HIDROLÓGICO

La CHD propone un aumento de 280 euros por familia al año para pagar todos los costes del agua de consumo humano

El Plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Duero para los años 2022-2027 busca la recuperación de costes de los servicios del agua, cifrados en mil millones de euros al año en la cuenca. Sin embargo, para los regadíos reconoce que toda la subida de precio calculada no puede plantearse porque "pondría en riesgo la continuidad de la actividad".

imagen
Jesús María López de Uribe | 04/08/2021 - 09:22h.

Los documentos iniciales del Plan Hidrológico, en la revisión del tercer ciclo entre los años 2022 y 2027, publicados por la Confederación del Duero se ha diseñado con la premisa de recuperar los costes de las infraestructuras del agua, pese a ser éstas de servicio público. Esto supondría un aumento medio de casi trescientos euros al año por familia de cuatro personas, según han calculado sus servicios técnicos.

El informe, que debería aprobarse este año, afirma en la página 26 de su resumen ejecutivo –referente a la 'Recuperación del Coste de los Servicios del Agua'– que "para el caso del uso de abastecimiento urbano, el incremento de costes planteado supondría una recuperación del 100% de los costes (tanto financieros como ambientales) es de 0,057 euros por metro cúbico de de agua servida, lo que supone para una familia de 4 miembros cerca de 23,30 euros al mes", lo que sumaría 279,6 euros anuales a la tasa del agua.

Esta subida de casi seis céntimos supondría, según CHD, "un 1% de la renta mensual media por hogar y del 2% para los hogares en riesgo de pobreza". Según el 'Estudio Nacional de suministro de agua potable y saneamiento' de 2020, "la factura del agua supone el 0,90% del presupuesto familiar y se sitúa muy por debajo del 3% marcado por la ONU, para abastecimiento, como cifra límite de asequibilidad del Derecho Humano al Agua". Pero con esta subida de CHD la tasa de agua ascendería al 1,9%, acercándose al 3% en el caso de las más vulnerables; lo cual implica que esta medida perjudicaría a los más débiles, yendo en contra de la filosofía del Gobierno central.

De todas formas, Confederación indica que "la recuperación de costes no es un fin en sí misma, sino un medio para conseguir un uso eficiente del recurso y una adecuada contribución de los usos al coste de los servicios, con el objetivo básico de proteger el medio ambiente y, en última instancia, de fomentar el bienestar social".

Pagar todos los servicios públicos

Este 'principio de recuperación de costes' que aplicaría esta organización de servicio público y policía del agua no conllevaría prácticamente excepciones, tal y como ahora se plantea: "Se complementa con el principio 'quien contamina paga', lo que conlleva la internalización de los costes ambientales en los servicios del agua y la limitación de aplicar excepciones al principio general a aquellos casos verdaderamente justificados".

En el análisis de recuperación de costes los ingenieros de CHD han han identificado "nueve tipos de servicios del agua: servicio de agua en alta para todos los usos, distribución de agua en baja para todos los usos, autoservicios, recogida y depuración en redes públicas y fuera de redes públicas".

El incremento conllevaría "riesgos" para el regadío

Sin embargo, este aumento que sí plantea como viable a las aguas de consumo humano no sería posible, en total, para la agricultura de regadío, que es la actividad que más consume, con diferencia, de todo el sistema.

Para este caso, el incremento de costes para conseguir esa recuperación del 100% de los costes es de 0,09 euros por metro cúbico, "lo que supone un 67% del margen bruto medio del regadío en la demarcación hidrográfica".

Pero esos precios del agua para los agricultores no serían viables en la cuenca. "Este incremento de costes es muy significativo y pondría en riesgo la continuidad de la actividad agraria de regadío, especialmente para los regadíos ubicados por encima de la cota de 700 metros sobre el nivel del mar y con menor margen bruto", apunta, con lo que la gran mayoría de los regadíos dejarían de ser rentables y sus infraestructuras dejarían de tener sentido. Sin embargo, esto se refiere a aplicarlo por completo; dejando la puerta abierta a una subida del metro cúbcico de agua agrícola de menor cuantía, sin especificar cuál.
No piensa lo mismo la Confederación Hidrográfica del Duero con la industria: "El incremento de costes que supondría una recuperación del 100% de los costes es de tan sólo el 0,004 euros por metro cuadrado de agua servida, que supone un impacto económico modesto".

Sólo se paga el 65% de los costes en la actualidad

Según este informe "el coste total de los servicios de agua en la demarcación, incluyendo los costes ambientales, asciende a 1.014,12 millones de euros anuales, utilizando los precios de referencia del año 2018".
"Frente a estos costes, todos los organismos o particulares que prestan los servicios han obtenido unos ingresos por tarifas, cánones y otros instrumentos de recuperación del orden de 664,2 millones de euros, por lo que el índice de recuperación global se sitúa en el 65%", calcula la CHD.

Así, Confederación busca, con un aumento del precio del agua, fundamentalmente en el de consumo humano, conseguir financiar el 35% de los infraestructura hidrológica que resta. Aunque "si se excluyen los costes ambientales el porcentaje de recuperación de costes asciende al 87%", reconoce.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad