Quantcast

ACTIVISMO

'Fridays for Future León' reclama acción y reflexión ante los fenómenos climáticos extremos

El movimiento pide actuar ya ante la emergencia climática, que deriva en fenómenos como los gigantescos incendios en Australia o las inundaciones de Indonesia.

Fridays for Future de protesta en León
Fridays for Future de protesta en León
ileon.com  | 20/01/2020 - 12:20h.

El movimiento por el clima 'Fridays for Future León' se concentró el pasado viernes, 17 de enero, en la plaza de Botines de León para apoyar a los afectados por los fenómenos climáticos extremos, en un acción coordinada en toda la geografía española, tal y como se solicitó desde Australia.

La acción daba en primer lugar en apoyo a los habitantes australianos, sobre todo a las 1.500 personas que han perdido sus hogares en el fuego y las 23 familias que no volverán a ver a sus seres queridos. También hizo mención especial a los bomberos y cuerpos de seguridad que realizan su labor en las más de 8 millones de hectáreas calcinadas (unas tres veces el tamaño de Bélgica). Recordaron también los mil millones de animales muertos según las autoridades australianas y las colosales pérdidas biológicas provocadas por la oleada de incendios.

En segundo lugar se pidió atención mediática a las graves inundaciones en Indonesia, que ya han causado el fallecimiento de al menos 60 personas y la desaparición de otras muchas. Las incensantes lluvias han provocado que setecientas mil viviendas hayan sido arrasadas por el agua con más de treinta mil personas evacuadas.

'Fridays for Future León' reclama explicaciones "a un gobierno australiano negacionista climático y a las grandes potencias y gobiernos por su falta de compromiso con los dos países afectados". Por ello invitan a los ciudadanos a informarse sobre los últimos fenómenos climáticos extremos y trabajar contra la emergencia climática.

Manifiesto completo leído en la última concentración de Fridays for Future en León

¡AUSTRALIA ARDE!

Australia arde; arde ahora como ardió Gran Canaria el pasado 2019.

Indonesia se inunda, se inunda como el litoral mediterráneo se sumergió en las aguas del DANA hace menos de 5 meses.

La tierra intenta avisarnos, no nos queda tiempo, y mientras en Oceanía el gobierno de Australia sigue negando la obviedad de que hemos entrado en una crisis mundial. No les han servido como prueba las más de 8 millones de hectáreas quemadas, unas tres veces el tamaño de Bélgica, tampoco las más de 1500 casas destruidas y las 23 vidas humanas que el fuego ya se ha llevado. Las muertes de animales en la isla han llegado a la cifra de mil millones.

Y mientras en el hemisferio norte vemos 66 muertes humanas y cuarenta mil evacuados fruto de las inundaciones indonesas de estas últimas semanas.

¿Y qué acciones estamos viendo? ¿Qué acciones de gobiernos estamos notando?

Estos desastres naturales son las dos caras de la misma moneda: fuego y agua.

Si nos reunimos aquí es porque estamos hartos de la inacción política, de ver a países desbocados sin recursos solicitando ayuda y que el mundo les vuelva la espalda, estamos hartos de no ver acciones reales a pesar de las palabras de los grandes líderes.

Puede que nosotros estando aquí reunidos no consigamos apagar el fuego de Australia o apartar las nubes de Indonesia, pero podemos mostrar nuestro apoyo a todos los servicios de emergencia que están arriesgando sus vidas en estas catástrofes, descontroladas por el orgullo de los pocos que acumulan el poder. Si estamos aquí es para mostrar nuestra solidaridad con la gente que lo está perdiendo todo y que jamás volverá a ver a sus familiares muertos y desaparecidos.

Queremos daros las gracias a los que habéis venido, porque sois vosotros los que nos permitís estar hoy aquí reclamando nuestro derecho a vivir en nuestro planeta.

También queremos agradecer y hacer una mención especial a Familias por el Clima, Ecologistas en Acción y Greenpeace, en especial a David, ya que sin ellos y sin su apoyo no podríamos estar hoy aquí.

Como última reflexión queríamos compartir estas palabras pronunciadas por la alcaldesa de Barcelona Ada Colau: "Esto no es un simulacro. Esto es una emergencia. Estamos destinados a pasar a la historia, pero depende de nosotros como lo hagamos", ella ya es consciente del peligro al que nos enfretamos, ¿el resto de políticos estarán a la altura?.

Muchas gracias.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad