Quantcast

obituario

Fallece Juan Antonio Menéndez, obispo de Astorga

El obispo de la Diócesis de Astorga ha fallecido este miércoles en su domicilio a los 62 años de edad. Había sido nombrado recientemente presidente de una  Comisión de Trabajo para actualizar los protocolos de actuación contra los delitos de abusos sexuales cometido en el seno de la Iglesia.

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, en una foto de archivo. / Carlos S. Campillo / ICAL
El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, en una foto de archivo. / Carlos S. Campillo / ICAL
ileon.com  | 15/05/2019 - 18:24h.

Juan Antonio Menéndez, obispo de la Diócesis de Astorga, ha fallecido este miércoles en su domicilio a los 62 años de edad. El prelado ha fallacido de una parada cardiaca, probablemente de un infarto, según han señalado fuentes médicas en el Obispado.

A las cinco de la tarde se encontró mal, sus asistentes llamaron a los servicios de emergencia que no pudieron hacer nada por reanimarle. En estos momentos, sacerdotes y astorganos se congregan a las puertas del Obispado apenados intentando encontrar una explicación a lo ocurrido.

Menénez nació en Villamarín de Salcedo, en Grado, Asturias, y fue ordenado como sacerdote el 10 de mayo de 1981. Licenciado en la Universidad Pontificia de Salamanca en Derecho Canónico, fue nombrado Obispo de la Diócesis de Astorga en noviembre de 2015 en sustitución de Camino Lorenzo Iglesias, cargo del que tomó posesión el 19 de diciembre.

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, era el encargado de presidir una Comisión de Trabajo puesta en marcha por la Conferencia Episcopal Española que tiene como fin actualizar los protocolos de actuación contra los delitos de abusos sexuales cometido en el seno de la Iglesia y también poner en marcha una nueva normativa para atajar la pederastia centrada en la prevención y la protección de los menores.

El encargado de presidir este nuevo ente, el obispo de Astorga, ha sido cuestionado por su actuación en los casos de pederastia ocurridos en el Seminario de La Bañeza, en concreto los llevados a cabo por el cura José Manuel Ramos Gordón, que fue condenado por la Iglesia con la privación del ejercicio del sacerdocio durante 10 años y a residir fuera de la Diócesis de Astorga. Esta fue la segunda condena a este párroco por abusar sexualmente de menores, en una primera condena, por otro caso diferente, en este caso de dos hermanos, la pena interpuesta por el Vaticano fue de un año de inhabilitación, que fue considerada por uno de los denunciantes "una burla".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad