Quantcast

infraestructuras

La Diputación de León invierte seis millones para mejorar más de 30 kilómetros carreteras

La actuación más importante será la renovación del firme y adecuación de los márgenes de los 5,8 kilómetros que separan Villacalabuey y Castellanos con 1,19 millones.

Diputación de León - Paacio de los Guzmanes
Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación provincial de León
ileon.com  | 16/12/2018 - 14:31h.

La Diputación de León mantiene su apuesta por la modernización de la red provincial de carreteras con la licitación de nueve tramos y la colocación de barreras de seguridad y mejora de taludes que supondrán la adecuación de más de 30 kilómetros con una inversión que ronda los seis millones de euros.

Estas actuaciones se incluyen dentro del Plan de Carreteras 2018-2019 aprobado por la Diputación con una inversión de 52 millones de euros y con la que se pretende mejorar sustancialmente una parte significativa de los 3.300 kilómetros de carreteras de la red provincial que gestiona la institución provincial.

La inversión más relevante será la renovación del firme y adecuación de los márgenes en 5,8 kilómetros de la LE-7602, en el tramo entre Villacalabuey y Castellanos, con una inversión prevista de 1,19 millones de euros.

De igual modo, 929.800 euros será el presupuesto de licitación de la renovación del firme entre Santas Martas y San Román de los Oteros de la LE-6607. Esta carretera se extiende desde la N-601 (Santas Martas) por Gusendos de los Oteros a LE-512 (Valencia de Don Juan), con una longitud de 23,70 Km.

En el tramo de Valverdín a Genicera se propone una actuación que consiste en la ejecución de un nuevo paquete de firme mediante la ejecución de una capa de zahorra artificial de espesor variable que absorba las deformaciones longitudinales y dos capas de mezcla bituminosa en caliente conforme a la normativa vigente con una inversión de 884.400 euros.

La LE-7707 que une Grajal con Escobar de Campos recibirá 823.000 euros para ampliar la plataforma a 5,5 metros, mejorar y renovar el firme así como la señalización de los 4,7 kilómetros que separan ambas localidades. En la actualidad, la vía cuenta con un ancho de calzada medio de 4,5 m lo que no permite el cruce simultáneo de dos vehículos y dificulta el tránsito de maquinaria agrícola en la zona. El firme, aunque se encuentra en estado aceptable, presenta deformaciones propias de este tipo ya que se trata de riegos bituminosos con áridos.

En el sur de la provincia también se llevará a cabo la renovación del firme en la carretera LE-8602 que une Campazas con Valderas, en el tramo de casi 5 kilómetros entre esta última y el paraje Monte del Duque, cuyo pavimento se encuentra muy deteriorado debido al envejecimiento de la rodadura. Para ello, se aplicará una mezcla bituminosa en caliente con dos capas, una para regularizar el firme y otra para mejorar la rodadura, lo que permitirá una circulación más cómoda para los usuarios. Junto a ello, se llevará a cabo una renovación de la señalización horizontal y vertical en este tramo, con una inversión conjunta de 540.000 euros.

También está aprobada la licitación del tramo de dos kilómetros de la LE-7518 entre San Millán de los Caballeros y Villademor. Este trazado cuenta, actualmente, un firme con defectos superficiales propios de un pavimento que ha llegado al fin de su vida útil debido al tráfico de vehículos pesados existentes en la zona. Por ello es necesario reparar el tramo de manera que se eviten actuaciones de mayor importe en los próximos años.

Obras en el Bierzo

Dentro de los nueve tramos que se licitarán hay dos actuaciones de ámbito urbano en la comarca del Bierzo, concretamente la adecuación de las travesías de San Pedro Castañero, en el municipio de Castropodame, y Toral de los Vados.

La carretera provincial LE-5325 que une Bembibre y San Pedro Castañero por Viloria, se encuentra situada dentro de los términos municipales de Bembibre y Castropodame. Cuenta con una longitud de 4,8 kilómetros, un ancho de calzada de 6 metros y está pavimentada con mezcla bituminosa en caliente en buen estado, a excepción de la travesía de San Pedro Castañero.

El proyecto consiste en la pavimentación de esta travesía mediante mezcla bituminosa ya que el firme se encuentra degradado y requiere su mejora con un presupuesto de licitación de 118.600 euros.

La segunda actuación en la comarca será la renovación del firme en la travesía de Toral de los Vados, tramo que pertenece a la LE-5206 que une la N-VI por Parandones y Toral de los Vados, con una longitud aproximada de 1,5 km y se encuentra urbanizada por ambos lados, con una anchura variable entre bordillos de 8 a 11,20 metros.

Desde 2016 se han llevado a cabo distintas actuaciones con el fin de renovar el pavimento que se encontraba muy deteriorado, quedando pendiente de renovar el tramo de 1.000 metros de longitud comprendido entre el p.k. 2,840, donde se terminaron las obras de la glorieta en la zona de Cementos Cosmos, y el p.k. 3,840, donde comienza la renovación de pavimento realizada en el 2016, próxima a la intersección con la calle Mariano Remacha.

La actuación supondrá una inversión de 121.200 euros para la renovación del firme y la mejora de la señalización en este tramo de la localidad.

Taludes y barreras de segurida

Una de las actuaciones recurrentes en los presupuestos de la Diputación es la mejora de la seguridad en las vías provinciales a través de la estabilización de taludes y de la renovación de las barreras de seguridad. En cuanto a los taludes, se prevé una inversión de 138.000 euros, divididos en dos lotes para la zona oriental y occidental de la provincia.

Además, 412.000 euros se dedicarán a la colocación de barreras de seguridad y contención en puentes, con cargo al presupuesto del año 2018 y dividido, al igual que los taludes, en dos lotes para la zona oriental y occidental de la provincia.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad