Quantcast

cambio de estación

Llega el otoño que durará 89 días y 20 horas

El verano llega a su fin oficialmente este 23 de septiembre a las 3.45 hora peninsular cuando se producirá el cambio de estación. La previsión climatológica para la nueva estación indica que los próximos meses sean más lluviosos, sobre todo en el norte e interior nordeste peninsular.

Otoño en el Bierzo. / César Álvarez / Ical
Otoño en el Bierzo. / César Álvarez / Ical
ileon.com  | 22/09/2018 - 18:31h.

Sigue luciendo el sol y el calor continúa acompañándonos gran parte del día –en la provincia de León se han superado este sábado los 30º-, pero el verano se acaba. La época estival, la favorita para muchos, llega a su fin y lo hace oficialmente este 23 de septiembre a las 3.45 hora peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Fomento). El otoño comienza este domingo de madrugada y durará 89 días y 20 horas ya que terminará el 21 de diciembre con el comienzo del invierno.

Los inicios de las estaciones se definen como aquellos instantes en los que la Tierra se encuentra en una determinada posición en su órbita alrededor del Sol. En el caso del otoño, esta posición es desde la que el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el sur.

Cuando esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, y a esta circunstancia se la llama también equinoccio de otoño. Cuando en el hemisferio norte empieza el otoño, en el hemisferio sur empieza la primavera.

El equinoccio de otoño puede darse a lo sumo en cuatro fechas distintas del calendario: los días 21, 22, 23 y 24 de setiembre, aunque durante el siglo XXI sólo se dará los días 22 y 23 de setiembre. El inicio más tempranero sucederá el año 2096, y el inicio más tardío ocurrió el año 2003.

Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que la duración de la órbita de la Tierra alrededor del Sol (conocida como año trópico) encaja en la secuencia de años bisiestos del calendario.

El día, cada vez más corto

El inicio del otoño es la época del año en que la longitud del día se acorta más rápidamente. A las latitudes de la península, el Sol sale por las mañanas más de un minuto más tarde que el día anterior, y por la tarde se pone más de un minuto antes.

Por ello, al inicio del otoño, el tiempo en que el Sol está por encima del horizonte se reduce en casi tres minutos cada día.

Un otoño sin eclipses

A lo largo del otoño no habrá ningún eclipse. En cuanto a la observación del cielo en esta estación, tras la puesta de Sol, Marte y Saturno serán visibles todo el otoño, y Júpiter hasta mediados de noviembre. Al amanecer serán visibles Venus a partir de noviembre y Júpiter a partir de diciembre.

La primera luna llena del otoño tendrá lugar el 25 de setiembre, y las dos siguientes sucederán el 24 de octubre y el 23 de noviembre. Las lunas nuevas del otoño tendrán lugar el 9 octubre, el 7 de noviembre, y el 7 de diciembre.

Lluvias de estrellas

La primera lluvia de meteoros importante del otoño es la de las Dracónidas, cuyo máximo se da hacia el 8 de octubre. Otra lluvia de meteoros popular en otoño es la de de las Leónidas, con máximo haciael 17 de noviembre y que ocasionalmente llega a ser muy intensa. La lluvia más intensa del otoño suele ser la de las Gemínidas, cuyo máximo ocurre alrededor del 14 de diciembre.

Sobre las constelaciones, alrededor de la estrella Polar se verán a lo largo de la noche el Cisne, Casiopea, la Osa Menor y la Jirafa. Las constelaciones eclípticas visibles en este periodo van de Capricornio a Virgo. Por encima de la eclíptica destacarán Pegaso y Andrómeda; por debajo, la Ballena y Orión, así como las estrellas Sirio y Proción.

Se acaba el verano, y con el termina el horario estival, que culminará el último domingo de octubre. A las 3 de la madrugada hora peninsular del domingo 28 de octubre habrá que retrasar el reloj hasta las 2 (las 2 de la madrugada en Canarias pasarán a ser la 1). Ese día por tanto tendrá oficialmente una hora más.

Más lluvioso

El otoño de 2018 fue especialmente cálido, el sexto más caluroso de este siglo. También fueron unos meses especialmente secos y las precipitaciones fueron muy escasas, llovió un 59% menos que la media.

En cuanto a este año, según la previsión hay una tendencia a que sea más lluvioso, sobre todo en el norte e interior nordeste peninsular. Por lo que respecta a las temperaturas, podrían ser algo más frías en el extremo sur y suroeste peninsular, así como en Canarias. En cambio, en el extremo nordeste podría ser más cálida y suave esta estación.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad