Quantcast

EN TIEMPO DE CRISIS

Zancadillas para que 47.330 familias leonesas conserven la ayuda social para pagar la luz

Las asociaciones de consumidores alertan de que algunas compañías eléctricas están dificultando la obligatoria renovación del bono social tras los cambios normativos que impulsó el Gobierno de Rajoy contra la pobreza energética, cuyo plazo ya improrrogable termina en apenas 24 días, el 8 de octubre. Si no se renueva se pierde el derecho a importantes deducciones. CALCULA AQUÍ si tienes derecho a ellas.

imagen
ileon.com  | 14/09/2018 - 09:01h.

Ha pasado ya más de un año desde que el Gobierno de Mariano Rajoy, tras un pacto con Ciudadanos, y las ocho compañías eléctricas españolas articularan algunas medidas para paliar la pobreza energética en los hogares, las cuales pasan por la renovación obligatoria del llamado bono social, una importante deducción en la factura de la luz para casos de rentas bajas, familias numerosas, otras con algún miembro discapacitado, víctimas de violencia de género no de terrorismo.

El problema es que entre los requisitos para no perder esa rebaja que ya se venga aplicando, y que en la provincia leonesa beneficiaba a 47.330 familias leonesas en el último recuento oficial conocido, de 2015, hay que enfrentarse de cero a una nueva maraña burocrática ante las compañías eléctricas.

Tan complejo ha sido el proceso y tan bajo el número de nuevas peticiones -no basta sólo renovar- que el propio Ministerio tuvo que saltarse a la torera el primer plazo oficial que había impuesto, hasta el 10 de abril de 2018, e imponer una prórroga para que nadie se quedara fuera. Y el nuevo plazo expira en 24 días, el próximo lunes 8 de octubre.

Esa medida de alargar el plazo no ha parecido ser mucho más efectiva, y organizaciones de consumidores ya advierten de que se podrían quedar sin el bono social muchas familias vulnerables y que cumplen con creces todos los requisitos para no pagar tan cara la factura de la luz, más ahora que acaba de batir nuevos récords anuales.

Pedirlo sí o sí

Porque además, como por ejemplo censura la organización Civio a través de un portavoz oficial, "las compañías están poniendo trabas e incluso informando mal" a los usuarios, hasta el punto de que "se les llega a comunicar que no tienen derecho al bono social cuando sí cumplen" los requisitos impuestos. Eso por no hablar de una "burocracia complejísima".

Por eso, Civio y otras organizaciones recomiendan lo mismo: ante la duda, "pedirlo sí o sí antes del plazo, del 8 de octubre", porque si luego se deniega, nada se pierde por haberlo intentado, mientras que si en el transcurso de los siguientes meses resulta aprobado "tienen la obligación de aplicar ese descuento con carácter retroactivo", devolviendo la parte de aquellos recibos que se haya cobrado de más.

Para facilitar el cálculo de la manera más simple que es posible, Civio en colaboración con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), han desarrollado un CALCULADOR AUTOMÁTICO que apenas requiere unos datos básicos del núcleo familiar y en apenas unos clics. Lo dejamos bajo esta noticia para generalizar al máximo su uso.

Responsables, los propios consumidores

Los consumidores podrán presentar su solicitud para acogerse al bono social y la documentación acreditativa por diversos medios: por teléfono; en la web de la empresa comercializadora; en las oficinas de sus empresas eléctricas; por fax; por correo postal; por email a la dirección que señale el comercializador. De este modo, el Ministerio excluye a las distribuidoras de este trámite, y toda la responsabilidad recae en las familias.

El bono social permite ahorrar hasta 180 euros al año en un hogar medio con un consumo de 3.500 kWh anualmente y una potencia contratada de 4,6 kW. Hay que recordar que únicamente puede solicitarse para la residencia habitual, por lo que un mismo titular no puede tener activada esta tarifa en dos viviendas.

Los límites de consumo:

  • Pensionistas: 1.680 kWh de electricidad consumida al año.
  • Familias numerosas: 3.600 kWh/año.
  • Consumidores sin menores a cargo: 1.200 kWh/año.
  • Consumidores con un menor a cargo: 1.680 kWh/año.
  • Consumidores con dos menores a cargo: 2.040 kWh/año.

Todos los sitios dónde hacerlo

El bono social únicamente está disponible con las comercializadoras que ofrecen la tarifa regulada PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Así que lo primero es fijarse bien en la factura para salir de dudas.

Aquí dejamos todas las empresas, sus teléfonos de información y contacto y los enlaces directos con la zona de sus páginas web donde formalizar el bono social:

  • Endesa Energía XXI S.L.U.. Teléfono 800 760 333. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso S.A.U.. Teléfono 900 225 235. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • Gas Natural S.U.R., S.D.G., S.A.. Teléfono 900 100 283. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • EDP Comercialización de Último Recurso, S.A.. Teléfono 900 902 947. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • Viesgo Comercializadora de Referencia, S. L.. Teléfono 900 101 005. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • CHC Energía Comercializador de Referencia S.L.U.. Teléfono 900 814 023. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • Teramelcor, S.L. (Melilla).. Teléfono 800 007 943. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.
  • Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A.. Teléfono 900 103 306. La web para informarse y pedirlo, pinchando aquí.

Tres tramos de ayudas diferentes:

  • Consumidores vulnerables. Éstos disfrutarán un descuento del 25% de la factura mensual.

Han de cumplir alguno de estos requisitos: que el nivel de renta anual sea inferior o igual a los siguientes límites establecidos según el IPREM (el índice de uso habitual para la concesión de ayudas y subsidios: 1,5 veces el IPREM, si se trata de una persona sola o sin menores a cargo; 2 veces el IPREM si hay 1 menor en la unidad familiar; 2,5 veces el IPREM si hay 2 menores en la unidad familiar. Tener en cuenta que estos umbrales se incrementarán en 0,5 veces el IPREM en los casos en que algún miembro de la familia tenga discapacidad mayor o igual al 33%, sea víctima de violencia de género o sea víctima de terrorismo.
También se beneficiarán los pensionistas en el caso de que el solicitante (o en caso de que haya unidad familiar, todos los miembros de la misma) perciban la pensión mínima (por jubilación o invalidez permanente).
Igualmente se incluyen la totalidad de las familias numerosas.

  • Clientes vulnerables severos: Con un descuento del 40% de la factura mensual.

Por nivel de renta, serán todos los vulnerables que además tengan niveles de renta inferiores al 50% de los límites válidos para clientes vulnerables. Es decir, los pensionistas en casos en que todos los miembros de la unidad familiar sean pensionistas de la Seguridad Social, perciban la pensión mínima (por jubilación o invalidez permanente) y tengan una renta anual inferior o igual a 1 vez el IPREM. En el caso de las familias numerosas, deberás sobrevivir con renta inferior a 2 veces el IPREM.

  • Clientes vulnerables severos en riesgo de exclusión social: tendrán descuento del 50% en su factura.

En esta categoría entran aquellos clientes vulnerables severos que están siendo atendidos por los servicios sociales de una Administración autonómica o local que financie al menos el 50% del importe de su factura.
A éstos no se les podrá cortar la luz en caso de impago y para ello la nueva regulación establece un mecanismo por el que las comercializadoras de electricidad tendrán que hacer una aportación financiera adicional, asumiendo el resto del recibo que no cubre la Comunidad autónoma, en este caso la Junta de Castilla y León.

Lo tercero, muy importante, es saber cuál es tu límite de consumo de energía eléctrica, porque si te pasas quedarás fuera. Un cálculo de las facturas del último año permitirá comprobar si también se cumple ese compromiso. Y ante la duda, como siempre, llamada a la compañía.

Muy importante es tener en cuenta que hay que ser 'legales', porque si engañan llevarán castigo: si se ha perdido el derecho a tener bono social por no cumplir ya las condiciones, mucho mejor comunicarlo. El castigo por no hacerlo es que recalculen tus facturas con una penalización del 10% sobre la tarifa PVPC.

Y por último, remarcar que no se debe aceptar ninguna propuesta de descuento o rebaja adicional que haga ningún comercial, ni de otra ni de la misma compañía, ya que en realidad estarían cambiando las condiciones pactadas, con la consiguiente pérdida de la ayuda económica de manera automática.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad