Quantcast

Espacios Naturales

Picos de Europa, el 'abuelo' de los parques nacionales, cumple 100 años

El día 22 de julio de 1918 Alfonso XIII firmaba, durante sus vacaciones en San Sebastián, el decreto por el cual se creaba el "Parque Nacional de la Montaña de Covadonga", el primero de los Parques Nacionales de España.

Gaceta de Madrid - 24 Julio 1918 - Picos de Europa
Ejemplar de la 'Gaceta de Madrid' (Actual BOE) del 24 de julio de 1918 publicando la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga
ileon.com  | 22/07/2018 - 20:47h.

«Un castillo, una torre, una muralla, un templo, un edificio, se declara Monumento Nacional para salvarlo de las destrucciones. ¿Y por qué un monte excepcionalmente pintoresco, con sus tocas de nieve, sus bosques seculares, su fauna nacional y sus valles paradisiacos, no ha de ser declarado Parque Nacional para salvarlo de la ruina? ¿No hay santuarios para el arte? ¿Por qué no ha de haber santuarios para la Naturaleza?».

Con estas palabras razonaba en 1916 Pedro Pidal Bernaldo de Quirós, Marqués de Villaviciosa, la creación de la figura de Parque Nacional durante los debates para aprobar una ley a tales efectos.

Ya hacía años que el Marqués había marcado un hito en el mes de agosto de 1904 al efectuar la primera ascensión al Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes en castellano), en compañía de Gregorio Pérez Demaría 'El Cainejo', y siguiendo los postulados del movimiento conservacionista estadounidense que ya había logrado la creación de los Parques Naturales de Yellowstone (1870) y Yosemite (1890) se convirtió en uno de los mayores defensores de la instauración de una figura semejante en España tras su visita a los EEUU en 1914.

Primeros Guardas Forestales del Parque Nacional de Covadonga. De izquierda a derecha, Toribio Casares de Cordiñanes, José García Pérez de Amieva, Ramón Alonso de Soto de Cangas, Ezequiel Díaz Caneja de Soto de Sajambre y Feliciano Guerra de Caín. (Fotografía cedida por Casimiro Rojo al Congreso de España).
Primeros Guardas Forestales del Parque Nacional de Covadonga. De izquierda a derecha, Toribio Casares de Cordiñanes, José García Pérez de Amieva, Ramón Alonso de Soto de Cangas, Ezequiel Díaz Caneja de Soto de Sajambre y Feliciano Guerra de Caín. (Fotografía cedida por Casimiro Rojo al Congreso de España).

Formado de Oriente a Occidente por los macizos de Ándara, los Urrieles y Cornión, Picos de Europa se distingue por contener hasta el 82 % de los anfibios, el 63 % de los reptiles, el 72 % de las aves reproductoras y el 88 % de los mamíferos terrestres presentes en la península ibérica.

El territorio del Parque Nacional actual (tras las ampliaciones de los años 1995 y 2014) abarca terrenos de los concejos asturianos de Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Onís, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, de los municipios leoneses de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre y de los municipios cántabros de Camaleño, Cillorigo de Liébana y Tresviso.

ALGUNOS DATOS

La extensión original del primitivo parque era de 16.925 hectáreas. En el año 1995 se amplía la extensión hasta 64.660 ha y en 2014 se llega a las actuales 67.455 hectáreas.

El Parque es visitado cada año por cerca de dos millones de personas, convirtiéndose en el tercero más visitado de los quince parques nacionales que hay en España, por detrás del Parque Nacional de las Cañadas del Teide y el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Con sus 67.455 hectáreas de extensión es sólo superado en tamaño por las 86.208 ha del Parque Nacional de Sierra Nevada.

El espacio protegido del Parque acoge la mayor formación caliza de la Europa atlántica, con una antigüedad datada en 300 millones de años.

El Parque tiene más de 200 cimas de más de 2.000 metros de altitud.

La Senda del Cares es la senda más frecuentada de España, con más de 200.000 caminantes al año.

Es el único Parque Nacional que cuenta con población en su interior (Un total de 20 poblaciones se asientan en su extensión, de las cuales 13 se hallan en la provincia de León).

En Posada de Valdeón (León), el monte Corona es el único bosque autóctono de tilos del continente europeo.

Dos de las hoces más espectaculares de España, el desfiladero de los Beyos y la garganta del Cares, se inician en la provincia de León en los municipios de Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón respectivamente.

Incluso con todos estos datos, estamos ante un centenario que ha pasado sin pena ni gloria con un programa de actos incompleto e impreciso como ya informó iLEÓN

Lo que no te debes perder en Picos de Europa

Ruta del Cares

Este espectacular sendero, conocido como 'La Garganta Divina' une las provincias de León y Asturias. Nació a principios del siglo XX como ruta para el mantenimiento del canal de agua que alimentaba la central hidroeléctrica de Camarmeña. La ruta nace en Posada de Valdeón y se dirige a Poncebos (21 km), aunque la opción elegida por la mayoría de los visitantes es comenzar la caminata en Caín, en dirección a Poncebos (11 km), donde la garganta muestra su mayor grandiosidad.

Covadonga, lagos Enol y La Ercina

En pleno corazón del territorio original del primitivo Parque Nacional de la Montaña de Covadonga te encontrarás el Santuario de Covadonga, donde bien merece la pena una visita a la Gruta de la Santina, el Monasterio de San Pedro y la Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Para subir a  los lagos Enol y La Ercina debes tener en cuenta que durante el verano, los puentes y la Semana Santa la carretera permanece cerrada de 8:30 a 19:00h y durante ese horario solo podrás llegar a los lagos haciendo uso de los autobuses públicos.

El Picu Urriellu

El Picu Urriellu (o Naranjo de Bulnes en castellano) es probablemente el pico más famoso de Picos de Europa aun no siendo con sus 2.519 metros  el más alto de la cordillera cantábrica. Es un punto de referencia para los para los amantes de la escalada, pero si lo que quieres es disfrutar de una jornada de senderismo hay un par de rutas que te llevarán hasta la base, o bien desde Sotres o bien desde el pueblo de Bulnes, a donde puedes llegar caminando desde la misma Ruta del Cares o en funicular desde Puente Poncebos.

Fuente Dé

En la localidad cántabra de Potes nace la carretera que nos lleva hasta Fuente Dé donde un teleférico salva un desnivel de 753 metros para llevarnos en menos de 4 minutos hasta los 1.823 metros de altitud. Una vez arriba las vistas son de esas que dejan 'pasmado' a cualquiera.

CURIOSIDADES

«¡Qué equivocados están en España los que van a Suiza en busca de alturas pintorescas teniendo aquí estas inmensas e imponentes!»

Así describía Alfonso XII en agosto de 1882 los Picos de Europa durante unas jornadas de montería en las que cazó rebecos en Ándara y osos en Bedoya - situadas en la parte cántabra del actual Parque - antes de retornar a su decanso veraniego en Comillas

Para finalizar os dejamos un vídeo de RTVE dedicado al Parque Nacional de Picos de Europa, de la serie 'Nuestros Parques Nacionales'

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad