Quantcast
celebración del orgullo lgtbi+

Astorga celebra el Orgullo LGTBI+ con su primera boda entre personas homosexuales

Trece años después de que las primera parejas del mismo sexo se casaran en España rompiendo una brecha social por el colectivo LGBTI, Astorga celebra este sábado el primer matrimonio de estas características. Yaiza y Cynthia son sus protagonistas.

Yaiza y Cynthia, primera boda homosexual en Astorga
Yaiza y Cynthia, primera boda homosexual en Astorga. Imagen de astorgaredaccion.com
astorgaredaccion.com | 07/07/2018 - 14:05h.

Yaiza y Cynthia son muy conscientes de que les toca romper brecha en una ciudad pequeña del área rural leonesa dando un paso de gigante en la fiesta del Orgullo 2018 de Astorga organizada por Awen LGTBI+, la asociación provincial en defensa de los derechos del colectivo y la igualdad con sede en la capital maragata. Estas dos mujeres comprometidas con el movimiento LGTBI, han querido casarse en esta fecha tan emblemática para "mostrar que lo que se celebra en el Orgullo es que las personas amen a quien quieran", aseguran las novias, y para visibilizar que este día es una jornada "de fiesta pero también de compromiso" con tantas personas que en las áreas rurales de España no pueden expresar libremente su opción sexual. Dos maestras rebeldes de A Coruña, Marcela y Elisa, fueron las primeras personas del mismo sexo en casarse en España allá por el año 1901, y dos mujeres abren brecha en Astorga.

Cuando este mediodía las ya esposas en el Jardín de la Sinagoga pregonen su felicidad, sus palabras de apertura de la Fiesta del Orgullo también contendrán la denuncia social de que en España todavía existen cientos de agresiones homófobas. El Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia detectó que en 2017 en esa comunidad autónoma se denunció una agresión diaria, se trata de la punta del iceberg porque según la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, un 90 por ciento de los delitos permanecen en el anonimato. Sin salir de la provincia de León, en el mes de junio un joven asturiano de 28 años presentaba una denuncia ante el cuartel de la guardia civil de Villablino después de sufrir una agresión por besarse en público con otro chico.

Las novias aseguran no haber sido nunca víctimas de una agresión homófoba pero sí detectan prácticamente a diario cómo todavía hay gente que vuelve su vista cuando pasean de la mano por las calles de Madrid, ciudad en la que viven. Llegaron en 2016 después de una estancia en Londres de dos años, donde se conocieron y comenzaron su relación sentimental. El cosmopolitismo londinense que envolvió el germen de su amor, y que les permitió proclamar sin prejuicios su orientación sexual, se traslada este sábado a Astorga, en donde sus amigos ingleses, alemanes, franceses, argentinos y chilenos serán testigos de la boda de la pareja oficiada por Nuria Bautista, concejala en el Ayuntamiento de Astorga y lesbiana. El bautismo en la ciudad de las uniones de personas del mismo sexo tiene todos los elementos para establecer un antes y un después en la historia de este pequeño núcleo de población del noroeste de España.

Cuando este mediodía Cynthia y Yaiza participen en el recorrido por las calles de Astorga de la Batucada Maraga Taka, anunciando que hoy se celebra el Orgullo, la pareja agradecerá a Awen y la ciudad el recibimiento y las muestras de cariño. Llevan unos días en la ciudad organizando los preparativos de la boda y quienes las han ido conociendo "nos felicitan y nos dan la enhorabuena. Nos sentimos muy contentas de haber elegido Astorga para casarnos", afirman estas dos mujeres, que las casualidades de la vida les han traído hasta esta ciudad para sellar su compromiso vital en pareja. La amistad les trajo a Carneros, el destino elegido para descansar del trajín diario en Londres. La buena acogida en Astorga, donde han ido sembrando complicidades y amigos, les ha llevado a desarrollar su compromiso social con el colectivo LGTBI a través de Awen.

En Carneros fue donde en la pasada Nochevieja anunciaron su boda a los amigos que celebraron con ellas la llegada de 2018. "Nosotras queríamos casarnos en verano y no sabíamos cómo ni dónde. Elegimos Astorga porque queda a mitad de camino entre Madrid y Asturias" y además el coqueto Ayuntamiento de fachada barroca les pareció el lugar más bonito del mundo para darse el sí quiero un 7 de julio, día del Orgullo, rodeadas de sus familias que siempre han apoyado y entendido su orientación sexual.

Hoy Astorga grita orgullosa: ¡Vivan las novias!

publicidad
publicidad
publicidad