Quantcast

TRADICIÓN BURLESCA

Miles de personas honran la memoria de Genarín bajo la lluvia en una noche muy fría

La tradición se cumplió un año más y, a pesar de que la lluvia concedió una tregua al comienzo de la celebración, el Entierro de Genarín ha transcurrido en una madrugada de Jueves a Viernes especialmente fría, con incluso presencia de aguanive.

imagen
ileon.com  | 30/03/2018 - 03:36h.

Aunque el cielo dio una tregua a la procesión más irreverente de la Semana Santa de León mientras arrancaba la celebración del famoso Entierro de Genarín, el frío, la lluvia y las precipitaciones en forma de aguanieve han protagonizado esta madrugada de Jueves a Viernes Santo, donde miles de personas han querido honrar la memoria del pellejero y borrachín.

Los actos comenzaban minutos antes de las 00.00 horas en una abarrotada plaza de San Martín, con el pregón de apertura, y los versos del poema ganador del concurso que cada año se dedica al personaje leonés de la noche, Jenaro, y que en esta ocasión giraron en torno al título de León como Capital Gastronómica de España, realizando un pequeño recorrido por los bares más conocidos del Barrio Húmedo de la ciudad leonesa -como La Bicha, El Rebote o El Flechazo- y la sana costumbre de comer "tapas por la jeta".

No faltaron tampoco las menciones a las obras de la plaza del Grano, ni al equipo de fútbol de la ciudad, La Cultural, equipo al que animaron para seguir en Segunda División, con versos que incluso animaban a regar el campo con orujo para que trajera buena suerte.

La parte más emotiva del poema fue el recuerdo al recientemente fallecido -en noviembre de 2017- Alfredo Méndez Blanco, de Casa Benito, fundador de esta mítica taberna.

De esta forma el Barrio Húmedo volvió a ser escenario de una multitudinaria procesión, aunque con menos afluencia que en ediciones pasadas, ya que el frío y la lluvía han sido intensos durante la madrugada, teniendo incluso que cubrir los pasos de Genarín y la Moncha con plásticos para resguardarlos del agua. A pesar del tiempo, la comitiva que comenzó pasada la medianoche, terminó como es tradición en la muralla de León, donde murió atropellado por un camión en 1929 Jenaro Blanco Blanco, la persona detrás del icono de Genarín.

Por segundo año consecutivo la salida ha cambiado de escenario, dejando atrás la Plaza del Grano y sus polémicas obras y botellón adosado. De esta forma la Plaza del Mercado del Conde ha sido el punto de partida de la procesión y sus peculiares pasos: la Muerte, la Moncha, Genarín y la barrica de orujo en honor al 'santo pellejero'.

La memoria en honor a Genarín nace en 1930 cuando los 'cuatro evangelistas', Nicolás Pérez 'Porreto', Eulogio 'El gafas', Luis Rico y el poeta Francisco Pérez Herrero recorren en la noche de Jueves Santo las tascas de la ciudad recitando poemas en honor al fallecido Genarín. La procesión sumó participantes en los años siguientes hasta que fue prohibida en 1957. En 1979 volvió a celebrarse tras la instauración de la democracia y su participación ha crecido año tras año hasta convertirse en una cita ineludible en la Semana Santa de León.

La plaza de la Catedral de León ha sido una vez más el escenario donde se han leído los versos de Pérez Herrero que glosan la 'Pulchra Leonina'.

Tras atravesar el barrio de Santa Marina la procesión ha llegado a su mágico final, en la carretera de los Cubos de la muralla de León, el lugar donde falleció Genarín hace 89 años. Allí han tenido lugar los actos finales, entre ellos cuando el hermano colgador ha subido como homenaje a la muralla una corona de laurel, orujo, naranjas, queso y pan.

Y la procesión más singular de León ha terminado con los versos que tanta fama han dado a Genarín como personaje: ¡Honor siempre a la memoria de Genaro en Jueves Santo. Que Dios le tenga en la gloria por haber bebido tanto! Y siguiendo tus costumbres que nunca fueron un lujo, bebamos en tu memoria una copina de orujo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad